Editorial: Sombra de la Ocurrencia de una Poblada

2
622

A la verdad que hay que reconocer que el presidente Danilo Medina ha dirigido un buen gobierno, muy bueno para los intereses de la nación dominicana, pues se han trabajado algunos proyectos muy sensibles e interesantes como son, el 911, la asistencia vial, la tanda extendida, entre otros proyectos, sin embargo, también hay que reconocer que ese mismo gobierno que pudo terminar como el mejor de la historia dominicana, ha sembrado en la República Dominicana entera una crisis institucional que nadie pudo pensar cosa igual, todo por la ambición personal del mismo presidente y un grupito de sus seguidores que pretenden manejar el país como si fuera en la época de los indígenas ¨intentando cambiarle espejitos por oro¨ y violar la constitución una nueva vez, bajo el alegato de que el presidente Medina, es el ungido de Dios en la tierra dominicana y que fuera de él, no hay quien pueda salvar su patria nueva.  

Recientemente el fallecido Partido Revolucionario Dominicano (PRD), como socio al fin,  ayudó al gobierno a prender el jacho frente al congreso, donde  hubo fuego cruzado, gases al por mayor, palos, golpes,  amenazas, así como diputados y policías que se retaron y tomaron por el cuello, claro todos gozaban de inmunidad, por lo que no hay ni un solo preso.

Los Leonelistas y personas del pueblo se atrincheraron frente al congreso, y como es evidente, era una función tanto del presidente del Senado como de la Cámara de Diputados, llamar la fuerza pública para proteger el palacio del congreso, pues cualquiera en esas condiciones lo hubiera hecho, ya que el desborde de las masas enardecidas pudiera provocar consecuencias peores de las que pasaron, por lo que, queda justificado, no el uso de la fuerza indebida y desproporcional, sino la protección policial del congreso que son dos cosas diferentes.

No obstante, aunque se justifica la protección policial en el congreso y eso lo saben todos los protestantes, que se debe mantener el orden público por encima de cualquier interés particular o colectivo, lo que allí sucedió o lo que pudo haber acontecido, es la estricta responsabilidad del grupo político de Danilo Medina Sánchez, actual presidente de la República Dominicana y quien ha dirigido un buen gobierno, pero que al parecer, ahora  pretende quedar sepultado en la historia y quién sabe si más allá, encerrados en otro lugar que da miedo decirlo.

Danilo Medina y su grupo deben saber, que la República Dominicana del 2019, no es la misma del 2012 o del 2016, pues ahora la concepción de dictadura lo ha cambiado todo y ha puesto a la población alerta, prefiriendo una poblada clara y rotunda, a una nueva humillación  de reelección, que conllevaría en el año 2024, estos engendros del propio infierno ardiente anuncien que volverán con su líder en el 2024, siendo necesario que los hombres y mujeres de verdad se muden del territorio dominicano y se lo dejen solo al grupo de Danilo Medina, dejando botada su historia, su heroísmo y su estado normal de rebeldía común, planteada de manera clara y precisa en el himno nacional cuando expresa ¨ningún pueblo ser libre merece, si esclavo indolente y servir, más Quiqueya la indómita y brava siempre activa la frente alzará, que si fuere mil veces esclava, otras tantas ser libre sabrá¨.

Ese grupo de Danilo se ha propuesto violentar la constitución, impedir el regreso al poder del ex presidente Leonel Fernández, sin ningún tipo de razón, solo porque ellos lo dicen y lo aclaran, como el iluso y perverso diputado de su grupo que esta semana dijo, ¨si los votos no están los buscaremos, ustedes saben que al poder no se reta¨.

Diariodespetar.com se aterroriza por la situación que ha creado Danilo Medina y su grupo en la institucionalidad dominicana, así como el grupito de supuestos empresarios que se reunieron disque para darle apoyo, sin mirar a su lado, donde  ya se murmura y se dice, que una poblada está más cerca que el propio día de las elecciones, situación que hay que evitar, porque no es lo mismo hablar y hablar que ver ¨un pueblo que ruge como los viento, cuando le dicen que es harina sabiendo que es aflecho¨, como dice la canción. Pide al presidente y su grupo que recapaciten, porque la paciencia de la nación se agotó con ellos y ya solo queda la repuesta ardiente que no la detiene ninguna fuerza militar o policial y eso sería muy lamentable, ya que ha quedado comprobado que nadie, ningún poder por fuerte que sea quiere verse en las garras del pueblo dominicano, que es indetenible, indestructible e indomable, así que ¨compadre váyanse en paz y eviten problema mayores¨.

    

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here