White, Rickard y Diory se postulan para el Jugador Más Valioso

0
208

SANTO DOMINGO. ¿Tendrá el Licey su primer MVP en una década? ¿El premio irá a manos de un extranjero como no ocurre desde Brayan Peña en 2007? ¿Se lo llevará una de esas promesas criollas que amenaza con establecerse en el Big Show?

A menos de una semana para que culmine la serie regular Diory Hernández (Licey), Joey Rickard (Escogido), Tyler White (Estrellas), Steven Moya (Toros) y Hanser Alberto (Gigantes) entran como principales candidatos para el premio Felipe Rojas Alou, la estatuilla con la que se reconoce al Jugador Más Valioso de la Lidom en la premiación oficial que organiza Producciones Apolo.

La actual no ha sido la mejor de las nueve campañas de Hernández en la liga (en 2008 bateó para .329 con siete jonrones y 27 remolcadas para el Escogido), pero una en la que su bate ha sido clave para mantener a los Tigres peleando u ocupando la punta del campeonato la mayor parte del mismo.

El petromacorisano de 32 años es cuarto en bateo (.320) en el circuito, líder en dobles (14), sus 18 remolcadas son el mayor número en su club, al igual que su total de bases (66).

Hernández se ha desempeñado entre la tercera, primera y bateador designado. El último azul en ser MVP fue Willis Otáñez en la campaña 2005-2006.

Pero White y Rickard son al día de hoy las dos grandes opciones en un año en el que no figuran lanzadores para hacer sombra a los bateadores.

En el caso de White, quien vino con contrato por un mes pero la directiva verde lo convenció de quedarse, batea para .303, pero los números que adornan su candidatura son los de poder. Es líder en jonrones (7), porcentaje de embasarse (.435), OPS (.956), slugging (.521) y anotadas (29), es segundo en producidas (27) y es tercero en dobletes. También encabeza el departamento de ponches (34).

Rickard, guardabosque rojo a quien Tampa Bay apenas dio un bono de US$122,500 cuando lo firmó en 2012, le ha pegado fuego a la liga liderando departamentos como el de carreras impulsadas (31), total de bases (79), extrabases (18), es segundo en jonrones (6), dobles (12), cuarto en imparables (49) y en slugging (.459).

El último estadounidense que ganó el MVP fue Eric Byrnes con el Licey en la 2001-2002.

Las opciones de Alberto y Moya pueden depender de las clasificaciones de sus equipos. Alberto es líder de bateo (.370), segundo en hits, lleva siete dobles, 21 producidas y un total de bases de 63.

Alberto ha sido el bateador más oportuno con corredores en posición de anotar. De acuerdo a beisboldata.com, el infielder francomacorisano está de 33-14 (.424) cuando hay compañeros en segunda y tercera.

En ese departamento, Rickard está tercero con .371 (35-13) y Hernández quinto con .353 (34-12).

De las vueltas producidas por Alberto 13 llegaron con dos outs y de las de Rickard 12.

En el caso de Moya, el papel que ha jugado para ayudar a los Toros a mantenerse en el cuarto puesto puede impulsar sus pretensiones.

Moya batea para .304, lleva ocho dobles, tres cuadrangulares y 20 remolques para una novena taurina que arranca el tramo final con una ventaja de dos choques sobre los potros en el último boleto para el round robin.

Previo a la temporada actual apenas había agotado siete turnos, pero lo hizo en dos temporadas (2011 y 2013) por lo que queda descartado para el premio Alfredo Smead que distingue al Novato del Año.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here