Softbolistas olvidados por el Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano

0
569

SANTO DOMINGO. Desde que se practicó el sóftbol en el país en la década del 1930, ha sido identificado como el “deporte de la familia”, donde y sus principales protagonistas son “ejemplo en la sociedad dominicana”.

Para ello vasta señalar a Luis Mejía Oviedo, presidente del Comité Olímpico Dominicano; Milcíades –Chide- Noboa y Rubén Pimentel ambos fallecidos.

Don Francisco Micheli tuvo la visión y al él se debe que por decenas de años, el sóftbol ocupe lugares preferencia en la sociedad dominicana.

Paradójica de la vida, como softbolistas solo 15 dominicanos están en Pabellón de la Fama del Deporte dominicano y entre esos quince no figura Micheli, pero tampoco tiene un espacio como propulsor.

Algo que también raya en lo inexplicable es el caso del lanzador Joselito Ramos, atleta del siglo 1900 de la Federación de Sóftbol, y no tiene un espacio en la inmortalidad.

Softbolistas olvidados por el Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano
Los inmortalizados

La lista de los softbolistas que están inmortalizados la encabeza Darío Betances (1971), Manuel –Manolito- Alfaro Ricart (1981); Tavito Estrella (1982); Ramón Otilio Suárez (1986); Rafael de Jesús –Chery- Persia (1986); Martín –Ballé- González Rodríguez (1990); Ervin Miéses (1991); Rundo Velásquez (1992); Gilberto A. Guerra (1993); Pablo de la Mota (1996); Oscal Valdez (1997); Manuel de Jesús –Pucho- Fiallo (2001); Altagracia Zapata (2004), Elizabeth Sánchez (2010); Ramón Dorciné (2014); Josué Polanco (2015).

Softbolistas olvidados por el Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano

Los que están en lista de espera

Una larga lista de jugadores, dirigentes y propulsores, algunos fallecidos como el caso de José Luis Saint Claire (Mañé), Pimentel, Noboa y Livio García esperan por su exaltación, lo mismo que Micheli, quien debe tener un espacio, por el papel que jugó para que ese deporte se practicara en el país.

En ese listado también figura Ramos, a quien la Fedosa escogió como su Atleta del Siglo y están además Luisa Mañón; Isidro Paulino, José Armando Castillo y Arturito Fermín.

Quien le negaría un espacio a Sergio La Hoz Román (El Pollón), bateador de más de 400 en todos los torneos nacionales y excelente inicialista.

Salvador Marrero, Upía –Can Can- Chacón, Julio Edward, Manuel –Neney- Brito, Guillermo Medrano, José Luis –Chiguete- Suero Francisco Ramírez, José –Fofi- Reyes, Alejandro Hernández Hernández son otros que están en el círculo de espera, por la aprobación del comité de escogencia del Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano.

A la lista hay que agregar a Nono Liriano, José Munir, Durbi García, Héctor –Cuqui- Acevedo, Domingo Adames, Pedro Gómez, César Sosa, Justo Cruz, Alejandro Salas y Esteban –Pitute- Domínguez.

También a Leonidas Rodríguez, Sergio Rodríguez, Bienvenido Viola Ramos, Julio Reyes, Pitágoras –Piri- Guerra.

Por qué negarle un espacio a Modesto Figuereo, dueño de cuatro medallas de oro para el softbol dominicano, tres como jugador y una como técnico.

Tiene el su curriculum ser el único dominicano que estuvo presentes en las tres medallas de oro ganada por el país en diferentes eventos regionales: Cartartagena-colombia1983; Santiago

1986 y Durango-México en el 1987, como jugador y como parte del cuerpo técnico, se colgó la medalla ganada en El Salvador.

Softbolistas olvidados por el Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano