República Dominicana ha mejorado su nivel de desarrollo humano según el PNUD

0
178

Santo Domingo.- La República Dominicana ocupa la posición 89 de entre un total de 189 países y territorios analizados en el último Informe sobre Desarrollo Humano (IDH) del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) difundido este martes.


El documento Desigualdades en el Desarrollo Humano en el Siglo XXI señala que entre 1990 y 2018 el valor del IDH en el país caribeño aumentó de 0.593 a 0.745, lo que supone un aumento de 25.6 % y le permite ganar una posición dentro de este análisis con respecto a 2017.

En este período el país tuvo un incremento en la esperanza de vida de 7.3 años; el promedio de escolaridad aumentó en tres años y los años de escolaridad esperados se incrementaron en 2.6, mientras que el ingreso nacional bruto per cápita prácticamente se triplicó, indica el informe, presentado por la representante del PNUD en el país, Inka Mattila.

Sin embargo, “cuando el valor del IDH toma en cuenta aspectos relacionados con las desigualdades en las dimensiones de salud, educación e ingresos, éste se reduce en 21.5 %, pasando de 0.745 a 0.584”, apunta el análisis.

Un aspecto esencial que destaca el Informe sobre Desarrollo Humano es el Índice de Desigualdad de Género (IDG), que para la República Dominicana tiene un valor de 0.453, ubicándolo en el puesto 104 de 162 países en el índice de 2018.

La evolución del IDG muestra una lenta reducción de las inequidades de género cuyo ritmo es más pausado en comparación con el comportamiento del IDH.

En este sentido, se aportan datos relativos a la formación, que revelan que el 58.6 % de las féminas adultas han alcanzado al menos un nivel secundario de educación, en comparación con el 54.4 % de los hombres y en cuanto a la participación femenina en el mercado laboral, el informe la sitúa en el 50.9 % en comparación con el 77.6 % de los hombres.

La desigualdad continúa siendo muy elevada en cuanto al poder que ejercen hombres y mujeres en el hogar, el trabajo o el ámbito político puesto que en el ámbito doméstico las mujeres realizan más del triple de trabajo de cuidado no remunerado que los hombres.

En la República Dominicana, el 24.3 % de los escaños parlamentarios están ocupados por mujeres, de modo que “existen grandes diferencias en cuanto a las cuotas de poder político”.

Cuanto más alta es la esfera de poder, más amplia es la brecha en términos de paridad, por este y los factores antes mencionados, el país pierde un 40 % del desarrollo humano óptimo debido a las desigualdades de género.

El texto también informa de que por cada 100,000 nacimientos de niños vivos mueren 92 mujeres por causas relacionadas con el embarazo; y la tasa de natalidad adolescente es de 94.3 nacimientos por cada 1,000 mujeres de 15 a 19 años.

Para elaborar este informe, el PNUD no sólo tiene en cuenta las disparidades en ingresos y riqueza, puesto que “los análisis de desigualdad deben incluir otras dimensiones propias de los nuevos desafíos del siglo XXI como el cambio climático y la revolución tecnológica”.

A modo de conclusión, señala que “solamente será posible evitar una profundización de las desigualdades del desarrollo humano en el siglo XXI si la atención se centra en combatir la nueva generación de desigualdades y una forma de hacerlo es adoptando numerosas medidas políticas intersectoriales para corregirlas, tomando en cuenta una mirada de ciclo de vida”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here