Quejas para la Organización del Estado Americano

1
884

La Organización de Estados Americanos (OEA), es un organismo regional, que organiza los Estados que conforman el Continente Americano, la relación entre los mismos, la solución pacífica de conflictos y la observancia del comportamiento individual de cada Estado, para hacerlo someter al cumplimiento de las normativas internacionales, que pudieran conllevar violaciones de derechos humanos, el orden constitucional y la destrucción masiva de ideales de los ciudadanos.

De igual forma, también es competencia de la Organización de Estados Americanos (OEA), la observación del régimen político, partidario y electoral, para denunciar cualquier atropello, que pueda poner en peligro la democracia a lo interno de un Estado; sea por gobiernos subversivos, tomados a la fuerza, o por un gobierno  elegido, pero que luego de su elección, presente vestigio de control imperial, haciendo desaparecer la posibilidad de subsistencia de  la  oposición o de reclamación individual de los males políticos que deben ser denunciados.

Es importante preguntar ¿Desapareció la OEA?, ¿Se le olvidó que la República Dominicana existe? ¿O sus acciones son interesadas con los gobiernos de turno?

Todas estas preguntas deben ser contestadas por el organismo regional, ya que en la República Dominicana, desde hace unos años, se ha trabajado de manera dura, para desaparecer los partidos que conforman la oposición y hacer un régimen de un solo partido, con el control absoluto; sin división de poderes, porque la división teórica del poder, no está en la separación de edificios como tal, sino, en su  control de las diferentes fuerzas que convergen a lo interno de un país; y este principio solo se puede romper, cuando el pueblo lo determine, pero de manera democrática, libre y consciente, no con la compra de conciencia, el uso abusivo del poder, la compra generalizada de las fuerzas de oposición oscura que se deje comprar  y el control absoluto de la justicia; de tal forma que cuando le corresponda fallar una litis entre partidos, la decisión previamente esté tomada, y que vaya dirigida a producir un daño mortal por necesita, contra cualquier institución política diferente, de la que gobierna en el  cuatreño.

Se sabe  que la sede de la OEA, está ubicada en Washington, pero eso no está tan lejos de la República Dominicana, muchos menos en un mundo tecnificado, donde todas las cosas se saben al momento, y deben saber ellos, que la Nación Dominicana se quedó sin Partidos Políticos, solamente con el que está en el gobierno, y quien disienta de este, se encuentra en  grave peligro; además deben saber del comportamiento del Tribunal Superior Electoral,(TSE), miembros del partido que conduce el Estado  quien con sus decisiones, llevó a la tumba al Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y a los demás partiditos del  muy frágil y débil sistema democrático, cosas que sucedieron a los ojos y sin la participación,  ni observación de la Junta Central Electoral,(JCE) Organismo del Estado, quienes, quienes casi en su totalidad son miembros del partido político que gobierna,  e intenta implantar una dictadura y  quienes  ante la destrucción de los partidos, guardó silencio.

En definitiva, señores de la OEA, es mejor prevenir que lamentar, y ustedes como organismo regional, ya debieron iniciar su trabajo de observación, porque por aquí,  las cosas no andan bien, y ustedes lo saben. Se acerca un nuevo certamen electoral  y como soplan  los vientos buenos y malos, parece ser que  las cosas no estarán tan buenas.

Se ha denunciado la  situación  política actual de Venezuela, de los presos políticos, del régimen totalitario, y de que ustedes, aparentemente, están muy preocupados por esa situación., antes de que se termine de reeditar  en la República Dominicana, la misma situación de Venezuela, ¡vengan con tiempo!, porque si no lo hacen, luego no serán bienvenidos, ya que nadie que es parte del problema, o guardo silencio  con omisión del mismo, puede ser pare de su solución.

Finalmente, recuerden que muchos países han propuesto dejar sin efecto este organismo, según ellos, porque no es eficaz, en los conflicto que enfrenta a los Estados y los ciudadanos, por eso se le recuerda  que  en la República Dominicana, la espiral de violencia, aumentó, y se debe al mal ejemplo que los ciudadanos observan de parte de los que ostentan los poderes públicos, que son todos del mismo partido gobernante.

 No existe credibilidad ninguna, ni en la justicia ordinaria, y mucho menos en la electoral, porque hasta un pleito se armo dentro del Tribunal Superior Electoral; pues al rendir una decisión  los agraviados se sintieron burlados, ofendidos y denegados en la justicia correcta y justa.

Aquí está  en duda la credibilidad de la Junta Central Electoral y se sospecha que para las próximas elecciones, las fuerzas coercitivas realizarán el trabajo que muchas veces han realizado, para dar como bueno y validado todo lo contrario a la voluntad del pueblo y  para impedir que la voluntad popular se exprese libremente, bajo la consigna, ¡Vergüenza contra Dinero!.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here