Próximo torneo, vitrina para otra oportunidad con 35 o más

0
235

SANTO DOMINGOLa última temporada en la que Rafael Soriano lanzó para el Escogido (2006-2007) no había cobrado un millón de salario por un curso en Grandes Ligas, tampoco contabilizaba una campaña de 10 rescates, no interesaba al agente Scott Boras, y había interrogante sobre si sobreviviría a la operación Tommy John.

El verano siguiente, Roberto Hernández, todavía conocido como Fausto Carmona, compitió por el Cy Young con CC Sabathia; José Valverde ganó el primero de sus tres lideratos de rescates con 47; y Wandy Rodríguez trabajó 182.2 entradas para los Astros.

A menos de una semana de que arranque la pelota otoño-invernal, este cuarteto ya se reportó a sus respectivos equipos buscando en un béisbol del que su cotización sacó la vitrina para regresar al primer plano.

Mientras adolescentes como Germán Amed Rosario (Águilas), Rafael Devers (Escogido) y Manuel Margot (Toros) están en los campamentos buscando una oportunidad para exhibirse en la liga de más nivel que han jugado, veteranos con amplio recorrido por los diamantes como Soriano, Hernández, Valverde y Rodríguez llegan con el objetivo de utilizar el torneo como plataforma para convencer de que todavía les queda en el tanque.

Soriano, con 207 salvamentos en 14 años de Liga Grande y US$61.2 millones, hace apenas tres años rechazó sacrificarse una temporada como heredero de Mariano Rivera.

Su valor cayó en 2014 con los Nacionales, no consiguió oferta el invierno pasado como esperaban él y Boras y fue en junio que los Cachorros lo firmaron, se lastimó tras 5.2 entradas, y fue dejado libre en septiembre.

A dos meses de cumplir 36, Soriano busca relanzar su carrera con el club que fijó el récord de efectividad en un torneo (0.21 en 2003-2004).

Hernández, que no lanza en el país desde la zafra 2011-2012, comenzó 2015 en la rotación de los Astros, que en la actualidad juegan los playoffs de la Liga Americana, hasta que en junio perdió el puesto, el mes siguiente fue enviado a las menores y a principio de agosto despedido.

Con 35 años (y no los 32 que tuviera como Fausto Carmona), Hernández trabaja desde el lunes con las Águilas, y debe entrar en la rotación de Andy Barkett tras un desempeño que le dé otra oportunidad en el Norte.

El contrato que firmó con Cleveland en 2008 podía llegar hasta US$48 millones, pero al estallar el escándalo de la falsificación de identidad en 2011 el pactó se vio afectado y sus ganancias se limitaron a US$25.9 millones.

A pocos minutos de su hogar en Juan Dolio, José Valverde trabaja como invitado en la concentración de las Estrellas, en el complejo de los Cachorros en Boca Chica.

El salvador de 288 encuentros en el Big Show ha trabajado las dos últimas campañas con los Toros, tras ausentarse por casi una década mientras fue estelar y este verano lanzó 26 entradas en la Liga Internacional (AAA) con Syracuse (Nacionales) con WHIP de 0.91 y 21 ponches.

La “motivación” de Wandy Rodríguez con las Águilas va más allá de regresar a las Grandes Ligas. El zurdo regresó la campaña pasada a la pelota local tras tomarse un respiro de siete años y estuvo en la lomita por siete capítulos.

Como ellos, veteranos que hace poco estaban en el radar de las Grandes Ligas como Engel Beltré (Licey), Félix Pie y Alfredo Marte (Estrellas), Alexis Casilla (Gigantes), Zoilo Almonte (Águilas), José Veras y Melkys Mesa (Escogido) y José Costanza (Toros) dan a la parte inicial del campeonato un sabor adulto para una liga que en su primer mes necesita figuras, ya sean de proyección o de trayectorias.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here