PRD y el PRM definen a Peña Gómez como líder de grandes dotes

0
150

SANTO DOMINGO. El Partido Revolucionario Dominicano (PRD) conmemoró ayer los 18 años del fallecimiento de su líder, José Francisco Peña Gómez, con una misa en la Catedral Primada de América.

En la homilía, monseñor Agripino Núñez Collado dijo que “cuando hablaba en público parecía que incitaba a la rebelión, sin embargo, cuando me visitaba de noche era para reflexionar de cómo se podía preservar la paz”.

El presidente del PRD, Miguel Vargas, destacó que Peña Gómez fue un hombre de gran corazón solidario, “un padre amoroso que como líder siempre estuvo a la altura de las circunstancias, capaz de poner el interés colectivo por encima del suyo”.

Estuvieron los hijos de Peña, Tony y Abril y su viuda, Peggy Cabral.

En el cementerio Cristo Redentor y por separado, uno a las 9:30 de la mañana y el otro dos horas después, los partidos PRD y Revolucionario Moderno (PRM) visitaron la tumba de Peña Gómez.

Los dirigentes resaltaron las cualidades del extinto líder recordaron sus hazañas como “gran demócrata, de líder de dimensiones “continental y mundial”. Milagros Ortiz Bosch y el expresidente Hipólito Mejía coincidieron en que a Peña Gómez sólo le interesaban los intereses del pueblo dominicano, y que se desprendió de todo por la democracia.