¿Por qué el petróleo tocó su piso histórico y qué significa que cotice debajo de cero?

0
6

La cotización del barril de crudo WTI, la referencia en Estados Unidos, cayó este lunes a valores negativos por primera vez en la historia debido al desplome de la demanda causado por la pandemia de coronavirus.

Agravando su descenso a los infiernos, el barril de West Texas Intermediate (WTI) para entrega en mayo, que el lunes se negociaba por último día, perdía más del 208% y se situaba en -19,90 dólares la unidad, habiendo llegado a un piso de -37,63 al cierre de las operaciones en la la bolsa de materiaa primas NYMEX de Nueva York, aunque los intercambios continuaban en forma electrónica en la plataforma Globex. En 2011, valía 114 dólares.

Que haya alcanzado valores negativos significa que los productores están pagando para que los inversores se lleven el crudo.

El desplome afectó a la Bolsa de Nueva York, que cotizaba en rojo: el Dow Jones cedía 1,04% y el Nasdaq ganaba el 0,14 tras perder en la apertura.


De su lado, el barril de Brent del Mar del Norte, referencia para el mercado europeo y global, cedía 6,5% hasta los 26,27 dólares el barril a las 13:30 GMT.

La impresionante diferencia entre los barriles de WTI y Brent, y también con los futuros de WTI, que se encuentran en 20 dólares para entrega en junio y 32 dólares en noviembre, se debe a la falta de espacio de almacenamiento que está sufriendo Estados Unidos para el petróleo sobrante ante el derrumbe de la demanda que provocó la pandemia de coronavirus.

Esto ha llevado a que todos los inversores que no tengan los medios físicos para recibir los barriles de crudo el martes, ya sea por la falta de espacio de almacenamiento, el aumento de los costos de conseguirlo o por la sencilla razón de que se trata de especuladores comerciando futuros, están forzados a desprenderse de sus contratos al precio que sea, lo que ha llevado al derrumbe del WTI en su vencimiento de mayo.

Plataformas petroleras en el Golfo de México

En el contexto de la pandemia, se ha extendido el uso de barcos petroleros para el almacenamiento del crudo hasta que culmine la cuarentena, pero los costos han subido: un buque con capacidad para dos millones de barriles cuesta cerca de 100.000 dólares al día en un contrato de seis meses, cuando un año atrás costaba 29.000 dólares diarios, de acuerdo al Wall Street Journal.

Los mercados de petróleo se han desplomado en las últimas semanas a su nivel más bajo en casi 20 años, porque los bloqueos y las restricciones de los viajes en todo el mundo tienen un fuerte impacto en la demanda.

La crisis se agravó después de que Arabia Saudita, miembro de la OPEP, lanzara una guerra de precios con Rusia, que no es miembro de esta organización.

Los dos países pusieron punto final a la disputa a principios de este mes aceptando, junto con otros Estados, reducir la producción en casi 10 millones de barriles diarios para impulsar los mercados afectados por el virus.

Pero los precios siguieron cayendo. Los analistas estiman que los recortes no bastan para compensar la caída masiva de la demanda.

“Los precios del crudo siguieron bajo presión”, señala el banco ANZ en una nota.

“Aunque la OPEP ha aceptado una reducción sin precedentes de la producción, el mercado está inundado de petróleo”, añadió, refiriéndose a la Organización de Países Exportadores de Petróleo y a los socios no miembros de la OPEP.

“Todavía se teme que las instalaciones de almacenamiento en Estados Unidos se estén quedando sin capacidad”, estima el banco.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here