¡Partidos Políticos en un Estado de Derecho Sano!

0
1167

El artículo 216, de la constitución Dominicana, estableció la base constitucional de los Partidos  y agrupaciones de carácter  político, su organización participación, fines y sujeción al orden constitucional, además aclaro que Su conformación y funcionamiento deben sustentarse en el respeto a la democracia interna y a la transparencia, de conformidad con la ley, fijo como fin de su nacimiento y existencia  A) Garantizar la participación de ciudadanos y ciudadanas en los procesos políticos que contribuyan al fortalecimiento de la democracia; B) Contribuir, en igualdad de condiciones, a la formación y manifestación de la voluntad ciudadana, respetando el pluralismo político mediante la propuesta de candidaturas a los cargos de elección popular; C) Servir al interés nacional, al bienestar colectivo y al desarrollo integral de la sociedad dominicana.

Esos aspectos constitucionales, no se están cumpliendo, es decir en la República Dominicana, se ha violado el artículo 216 de la constitución, porque esos partidos y agrupaciones que se alimentan  y coexisten en el sistema político nacional, ningunos buscan,  ni procuran la libertad de elección, la pluralidad, y la participación ciudadana, es todo lo contrario, en ese entorno social  se vive de la mentira y el espejismo político, de las violaciones continuas a la norma constitucional y sus leyes adjetivas en el aspecto electoral, porque todos los presidente o grupos de poder alegan tener  un allegado en la Junta Central Electoral (JCE), órgano que según la constitución debió servir para normar y regular la vida política no litigiosa de esos grupos, pero que solo ha servido para gastar millones y millones de pesos del presupuesto nacional, para nada, pues ni siquiera educa a los futuros candidatos a cargos públicos, que por falta de educación creen  que las instituciones del Estado son de su propiedad.

Otro caso de violación constitucional, nos remite a las decisiones del llamado,  Tribunal Superior Electoral (TSE), allí es que la situación se pone agria, pues esa cosa, ese monstro nacional, cuyas atribuciones son específicas, entre ellas están, la rectificación de acta del estado civil, y en  ese tema  hay un caos nunca antes visto en la historia Dominicana, todo por falta de gerencia administrativa, pero como ha de esperarse estos alegan,  falta  de presupuestos para realizar su trabajo bien, otras de sus funciones es, fallar los asuntos electorales de los partidos y agrupaciones políticas, y sin duda ha cumplido su misión fallándola en beneficio del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), que fue en cierto modo al artífice que mostró referido, y a quien en la conciencia ciudadana se le atribuye  la autoría intelectual del exterminio  de lo que en vida se llamo PRD, y de los demás partidito del sistema de corrupción política.

Ahora solo queda un partido, y diariodespertar.com, analiza que pronto aparecerá alguien,  que proponga modificar el artículo 216, de la constitución, para que solo existe el Partido de la Liberación Dominicana PLD, que ya no hayan elecciones, y que la Junta Central Electoral, y el Tribunal Superior Electoral TSE,  se apeguen de manera estricta, inequívoca, pero ahora expresa,   a las decisiones tomada por el comité político del PLD, quien en definitiva se maneja, comporta y  defiende como dueño del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here