Países de la OCDE dejarán de financiar plantas de carbón en el extranjero

0
202

TOKIO. Estados Unidos y Japón, entre otros países, alcanzaron el martes un acuerdo para limitar la financiación de exportación para construir centrales eléctricas de carbón en el extranjero.

Grupos ecologistas afirmaron que el acuerdo es un paso importante hacia delante y envía un mensaje político firme antes de las próximas conversaciones climáticas en París.

El gobierno de Obama anunció en 2013 que pondría fin de forma unilateral a la financiación estadounidense para centrales eléctricas de carbón en el extranjero y ha presionado a otros para que se sumen. Japón era una de las voces discrepantes y alegaba que su tecnología de centrales eléctricas de gran eficiencia era la mejor opción para los países en desarrollo que necesitan energía asequible.

El acuerdo fue alcanzado por miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, un grupo de 34 países con sede en París que reúne a la mayor parte de Europa y otras economías clave.

Londres apunta al cierre de las más contaminantes

El gobierno británico anunció el miércoles que quiere cerrar las centrales eléctricas a carbón más contaminantes antes de 2025, como parte de una revisión de la matriz energética antes de la conferencia sobre el clima de París.

“No es satisfactorio para una economía avanzada como la del Reino Unido depender de centrales eléctricas contaminantes de carbón de hace 50 años”, dijo la ministra de Energía y Cambio Climático, Amber Rudd.

“Déjenme ser clara: no es el futuro”, sentenció, en un discurso en el Instituto de ingenieros civiles de Londres.

“Lanzaremos en primavera (boreal de 2016) las consultas para establecer un calendario de cierre de las centrales de carbón no modernizadas”, prometió.

Precisó que las autoridades propondrían cerrar de aquí a 2025 las centrales que no se hayan dotado para entonces de sistemas de captura de carbono, que reducen las emisiones de gas de efecto invernadero.

Rudd aseguró que hace falta más inversión en energía nuclear y que podrían sustituirse las centrales a carbón por centrales a gas.

“El gas es central para garantizar nuestro futuro energético, es imperativo construir nuevas centrales eléctricas a gas”.

Si bien el gas contamina menos que el carbón, los ecologistas sostienen que quemarlo libera cantidades significativas de dióxido de carbono y recomiendan invertir más buen en energías renovables como la solar o la eólica.

“Pasar de carbón a gas es como si un alcohólico pasa de dos botellas de whisky al día a dos de oporto”, dijo Simon Bullock, alto responsable de la organización Friends of the Earth (Amigos de la tierra).

El anuncio británico se produce a poco de la cumbre internacional de alto nivel que se celebrará a fines de noviembre en París y en la que se buscará un nuevo acuerdo mundial para luchar contra el cambio climático.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here