MLB regresa a Cuba

0
306

Las relaciones entre EE.UU. y Cuba se han movido hasta cerca de ser normalizadas, un punto que se acercará cuando los Rays de Tampa Bay jueguen contra el equipo nacional de Cuba en La Habana.

Dada la situacion de que los peloteros cubanos todavía tienen que »desertar» para tener la oportunidad de jugar en las Grandes Ligas, y eso sigue siendo un tema espinoso para MLB y la Asociación de Jugadores de MLB. Las deserciones de los hermanos Gurriel, Yulieski y Lourdes, el mes pasado indican que nada ha cambiado realmente.

‘Si pudiéramos llegar a un acuerdo para resolver este problema, eso atraería mucha atención»’, dijo el comisionado de la MLB, Rob Manfred. »No puedo decir que estamos cerca. Es una posición muy incómoda para nosotros estarlo. Me siento cómodo al decir que nosotros, los clubes y las Grandes Ligas, estamos al final de este camino. La economía es lo que es y estamos al final de esto. Sin embargo, nosotros no estamos controlando lo que está sucediendo».

Pero la semana pasada, la administración del presidente Barack Obama anunció nuevas reglas que permiten a los ciudadanos cubanos recibir pagos por trabajar en los EE.UU. En esencia, las medidas son un enorme revés para aquellos que quieren reforzar el embargo comercial, y a su vez, abren las puertas para los peloteros jueguen para los clubes de grandes ligas y mantengan su dinero sin desertar de Cuba.

Pero hay una pregunta evidente: ¿Son los peloteros libres de abandonar, o ellos todavía pertenecen a la Serie Nacional (la liga de béisbol de Cuba) y por lo tanto no son libres de dejar sus equipos?

Pero no fue hasta los últimos 10-15 años que los beisbolistas han decidido abiertamente desertar y poner a prueba sus habilidades en el nivel de las mayores. La lista de desertores es impresionante: los hermanos Liván Hernández y Orlando ‘El Duque’ Hernández, Rey Ordóñez, Aroldis Chapman,Yoenis Céspedes, Yasiel Puig y José Abreu han puesto de relieve esa lista.

»Fue la decisión más difícil que he tenido que tomar»’, dijo el relevista Danys Baez, que desertó en 1999, firmó con Tampa Bay y pasó a lanzar 10 años en las mayores. »Para aquellos que piensan que es una decisión fácil dejar atrás tu familia y tu país de origen sin saber si alguna vez podrán volver, inténtenlo».

»Más que nada, es un tema muy difícil y delicado», dijo el director MLBPA,Tony Clark. »Pero por otro lado, creo que todos los involucrados tienen la misma preocupación –ofrecer a todos el sueño de jugar en las mayores con seguridad. Pero siguen existiendo muchos obstáculos, tanto políticos como personales».

Una cuestión importante es que hay cuatro entidades que tratan de negociar el cambio de modo que los jugadores puedan moverse libremente –Grandes Ligas, la Asociación de Jugadores, y, los más importantes, los gobiernos de Estados Unidos y Cuba.

Queda por ver qué sistema será implementado para que los jugadores cubanos puedan firmar con clubes de MLB. ¿Será un sistema de posting, similar al que utilizan los japoneses para permitir firmar a los jugadores con clubes de Grandes Ligas? Una diferencia importante es que los nipones son propiedad de clubes privados de propiedad japonesa. En Cuba, no hay clubes de propiedad privada. El estado posee y dirige toda la Serie Nacional.

El partido de exhibición es la primera participación de un equipo de MLB en Cuba desde 1999, cuando los Orioles de Baltimore jugaron contra el equipo nacional cubano en una serie de dos partidos, uno en Cuba y otro en Baltimore.

Nada vino de esa visita histórica. La creencia actual es que esta visita de Rays puede ser señal de un cambio real y posiblemente conducir a futuros juegos en Cuba, incluyendo los que implican dos clubes de las mayores.

También existe la posibilidad de una lista combinada de Cuba, llevando a los jugadores que han desertado y los que quedan en la isla para crear un equipo unificado para el año próximo en el Clásico Mundial.