Mauricio Macri tumba el modelo populista en una apuesta de alto riesgo

0
237

BUENOS AIRES. En apenas una semana al frente del poder en Argentina, el conservador Mauricio Macri implementó una serie de medidas de alto impacto para darle la vuelta al modelo populista vigente en los últimos 12 años: una apuesta arriesgada en la que pone en juego su capital político.

Macri, de 56 años, derrumbó el modelo económico de su antecesora, Cristina Fernández, en el que el Estado tenía las riendas de la economía con fuertes regulaciones financieras y comerciales e implementó, en cuestión de días, una política de libre mercado.

El mandatario eliminó las restricciones a la compra de dólares, conocidas popularmente en Argentina como el “cepo” cambiario, que rigieron durante todo el segundo mandato de Fernández (2007-2015).

Era una de las disposiciones más esperadas por los mercados. Asimismo, eliminó los impuestos a las exportaciones de varios granos, como trigo y maíz, y redujo los de soya, una de las principales fuentes de divisas y de financiamiento de los inéditos planes sociales que el kirchnerismo destinó a los sectores más vulnerables de la población.

También quedaron exentas las ventas externas de productos industriales.

Las medidas fueron bienvenidas por la clase empresarial pero le pueden acarrear al presidente algunos sinsabores y limar parte de su respaldo popular.

Los derechos a las exportaciones, principalmente, así como también las sumas que retenía el fisco a la compra de dólares para ahorro y por pago de tarjeta en moneda extranjera, abastecían al Estado kirchnerista de una parte de los recursos para la Asignación Universal por Hijo (AUH), que beneficia con un promedio de 1.400 pesos (unos 100 dólares) al mes a dos millones de familias sin empleo o con trabajo informal.

Macri ha dicho que mantendrá la AUH, pero no aclaró cómo la financiará ya sin los ingresos del sector agroexportador.

“El nuevo gobierno no sólo tendrá que desarmar un modelo económico agotado e imponer uno nuevo, sino que lo tendrá que hacer en un contexto internacional mucho más adverso, además de no contar con amplio margen para errores”, dijo el economista Ramiro Castiñeira, en un informe de la consultora Econométrica.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here