Matan 6 policías en ataque a comisaría en Haití

0
66

Puerto Príncipe.– Aún sin terminar enero, ya suman 11 los policías asesinados en Haití este año, mientras se dispara la ola de violencia que sufre hoy la nación caribeña.

Las víctimas más recientes fueron seis agentes de la comisaría de Liancourt, en el departamento Artibonite, ejecutados presuntamente por integrantes de la pandilla Gran Grif que opera en la zona.

El incidente ocurrió este  miércoles cuando los oficiales tuvieron que repeler cuatro ataques de los hombres armados al intentar tomar el control del local, de acuerdo con medios de prensa.

OTROS DOS POLICÍAS FUERON HERIDOS Y VEHICULOS ROBADOS

Además, otros dos policías sufrieron heridas e igual número de vehículos fueron hurtados por el grupo criminal.

La semana pasada tres oficiales murieron emboscados en Métivier, situado en la comuna de Petion Ville, mientras otro sufrió heridas y un quinto se encuentra desaparecido.

La pandilla liderada por Vitelhomme Innocent intentaba controlar la zona, lo cual generó un movimiento de pánico entre la población y los comerciantes se apresuraron a cerrar sus negocios.

También el 10 de enero hombres armados abrieron fuego en Carrefour-Feuilles, comuna de esta capital, y provocaron la muerte de cuatro personas, entre ellas, dos agentes policiales.

El coordinador del Sindicato Nacional de la Policía Haitiana, Lionel Lazarre, confirmó que el hecho ocurrió cuando los oficiales intentaron realizar un registro rutinario de un vehículo y los ocupantes dispararon contra los oficiales que murieron en el acto.

HAN ASESINADO AL MENOS 50 UNIFORMADOS

En 2022, organizaciones sindicales y de derechos humanos denunciaron el asesinato de al menos 50 oficiales, entre ellos, el director de la Academia de Policía, Rigaud Harington, ocurrido a mediados de noviembre en la avenida de Freres.

Un mes antes presuntos pandilleros segaron la vida del comisario jefe de la Policía de Croix des Bouquets, Evagelot Bact, en Tabarre.

Además, con regularidad las pandillas que operan en la capital y sus alrededores ultiman a los agentes y exhiben sus cuerpos cual si fueran trofeos.