Luego de interrogatorio de Montas y Peralta ambos con versiones contradictorias

0
176

Santo Domingo. El sindicalista Blas Peralta y el diputado del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) Eduardo Montás han ofrecido ayer versiones contradictorias sobre la muerte, de un disparo del exrector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) Mateo Aquino Febrillet.

Montás acusa Peralta (también candidato a diputado), de efectuar disparos desde el vehículo que los interceptó, mientras que el presidente de la Federación Nacional de Transporte Dominicano (Fenatrado), niega tener nada que ver con el tiroteo.

“En el asiento delantero de la primera yipeta (la de Febrillet), porque eran dos, cuando yo volteo para ver, lo que veo es la cara de ese señor con una pistola apuntándonos y yo le dije a todos abájense” aseguró Montás.

Además, afirmó que fueron perseguidos por varios vehículos y que las cámaras del Sistema de Emergencias 911 pueden confirmar su versión.

El diputado responsabilizó a Blas Peralta de lo que le pueda suceder a él o alguno de sus familiares, “por este hecho de ayer, por todo lo que dijo”, manifestó Montás.

Según su versión, el chófer de Febrillet le manifestó que los estaban siguiendo otros vehículos, y que intentaron volver hacia el destacamento del Mirador Sur, pero que allí fueron interceptados y tiroteados.

Por su parte, Peralta, que fue el primero en presentarse ante las autoridades, aseguró desconocer por qué motivo lo señalan como sospechoso del hecho, que no sabe dónde se realizó el tiroteo y que nunca ha portado armas, “siempre he andado desarmado no tengo problema con nadie”, dijo.

El diputado de PRSC y el presidente de Fenatrado se encuentran prestando declaración sobre los hechos en el Departamento de Investigaciones de Homicidios de la Policía, donde atendieron a la prensa antes de sus respectivos interrogatorios.

La versión ofrecida ayer por la Policía confirma que en el vehículo atacado, junto a Aquino Febrillet estaba su chófer, así como Montás, y que éste último y el dirigente del transporte mantuvieron una discusión en un restaurante que se saldó con la muerte de Aquino Febrillet.

Asimismo, según la investigación, tras la disputa entre Montás y Peralta, el primero salió del lugar junto al exrector asesinado, pero que fueron interceptados y agredidos a tiros desde un vehículo ocupado, supuestamente, por personas que también habían partido junto a las víctimas y a Peralta de una reunión celebrada momentos antes en el establecimiento, ubicado en el Parque Mirador del Sur.

En el incidente, el propio Montás sufrió herida superficial en antebrazo izquierdo, mientras que la secretaria del exrector, Elaine Mañaná, resultó herida en su pierna izquierda.

Mateo Febrillet recibió un disparo que penetró por uno de sus hombros y se le alojó en el tórax, y fue trasladado aún con vida a la clínica Centro Médico Real donde fue imposible reanimarlo, por lo que su cadáver se trasladó al Hospital Marcelino Velez Santana, de Herrera para practicarle la autopsia.