Lo que no es deuda pública, según CDEEE, presiona el capital del Banreservas

0
299

SANTO DOMINGO. El vicepresidente de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), Rubén Bichara, afirmó que el acuerdo de reconocimiento de deudas firmadas con las generadoras no significa “desde el punto legal y financiero” una deuda pública, porque se emite contra el flujo de caja de las tres distribuidoras.

Ese día informaba a un grupo de periodistas invitados a un desayuno en la CDEEE que se había alcanzado ese acuerdo de “reconocimiento de deuda” con las empresas privadas generadoras de electricidad por un monto de US$778 millones, equivalente al 90% de lo adeudado.

Pero el argumento oficial con que se busca convencer que no es deuda pública no parece convencer a la agencia calificadora de riesgo, Fitch Ratings. En su reporte de calificación del 7 de octubre pasado sobre la situación financiera del Banco de Reservas, como es de costumbre, la agencia se refiere a la concentración activos de esa entidad financiera del Estado, la cual califica como alta.

Destaca que la principal concentración de activos del Reservas, incluyendo préstamos y valores, “corresponde al soberano dominicano”.

Ese “soberano dominicano” es lo que el Gobierno le debe al Banco de Reservas, que por lo tanto es deuda pública interna. Y según Fitch, a septiembre de 2015 se prevé un aumento de esa concentración. Y ese aumento se prevé, “luego de que el banco registre en el portafolio de inversiones la cesión a su favor de ciertos acuerdos de reconocimiento de deuda y pago por USD359 millones, suscritos por las empresas distribuidoras de electricidad, la CDEEE y los generadores de electricidad”.

Deuda pública, aunque se oculte debajo de la alfombra, se puede interpretar de lo que dice Fitch.

Exposición al riesgo

En su reporte, la agencia afirma que el soberano dominicano “tiene grado de especulación alto”, y que en los balances del Banco de Reserva a junio de 2015 representaba 4.1 veces su patrimonio. Aunque esta proporción es mucho más baja que la que registraba a junio de 2013 cuando era de 8.4 veces, se espera que aumente a 4.75 veces su patrimonio cuando la entidad financiera registre en su portafolio de inversiones la cesión a su favor del acuerdo de reconocimiento de deuda con EGE Haina.

Pero el informe de Fitch fue emitido el 7 de octubre, sólo una semana después de que la CDEEE anunciara que había concluido la renegociación de los acuerdos de “reconocimiento de deuda” con el resto de las empresas generadoras, elevando el monto de deuda renegociada a los US$778 millones, equivalente al 90% de lo adeudado.

Las condiciones de la renegociación consisten en un plazo vencimiento de 59 meses, con pagos mensuales de intereses y capital. La tasa de interés que se pagará es de 10% anual, muy superior a las tasas de interés que el país paga por la última emisión de bonos soberanos.

En su informe, Fitch no se refiere a ese hecho más reciente, por lo que aún no se sabe si las deudas de la CDEEE fueron adquiridas por el Banco de Reservas. Pero de ser así, el aumento de la exposición de la entidad al soberano dominicano sería mayor a lo que estimó Ficht en su reporte del 7 de octubre.

Eso tendría consecuencias en las calificaciones de riesgos del Banco de Reservas, una posibilidad cuyo efecto Fitch se adelanta en explicar: Un deterioro inesperado en la calidad de activos o en la rentabilidad, “así como transferencia significativas hacia el Gobierno que resultaren en un índice de patrimonio sobre activos inferior a 5.5% podrían derivar en una baja en su calificación de viabilidad, que es lo que mide la calidad crediticia intrínseca del banco.

El dos de septiembre pasado, EGE Haina notificó a EdeEste, EdeNorte y EdeSur, sobre la cesión de los “Acuerdos de Reconocimiento de Deuda y de Pago”, firmados el 27 de agosto, y otorgados a favor del Banco de Reservas. La operación cede al banco estatal el derecho sobre la deuda de las tres distribuidoras por un monto de US$309,119,586.56 ( (la cifra divulgada por Fitch difiere en cerca de US$9 millones a la divulgada por EGE Haina).

En el acuerdo con EGE Haina, la CDEEE se compromete a notificar al Ministerio de Hacienda “la inclusión de la cobertura de servicio de deuda con las generadoras de electricidad” o, en caso de que aplique, al cesionario (léase Banco de Reservas), “en la partida de subsidio de la CDEEE dentro del Presupuesto General de la Nación”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here