La Iglesia no quiere a Santana en sus templos

0
329
El Seibo. Las reacciones que se han producido entre historiadores, autoridades, la iglesia catòlica y diversos sectores representativos del paìs al conocerse sobre el posible traslado de los restos del general Pedro Santana del Panteòn Nacional a una parroquia de El Seibo, ha generado polèmicas y trascendido las barreras nacionales.

A las opiniones de los seibanos que rechazan que sea devuelto a la parroquia El Rosario, dentro de la iglesia Santa Cruz de esta ciudad, se han unido representantes del Museo de la Resistencia, catedráticos universitarios, investigadores, dominicanos que residen en diversas partes del mundo e intelecturales.

Hasta ahora el consenso favorece que el proyecto de resolución logre que qu al presidente Danilo Medina derogue el decreto 1383-75 para que los restos de Pedro Santana sean sacados del Panteón de la Patria, sin embargo la mayorìa de los seibanos se oponen a que regrese a esta ciudad.

Ayer, en la misa dominical, el párroco Abelino Reyes aprovechò la homilìa para recordar que una modificaciòn que se hizo del Còdigo Canònico prohìbe enterrar en los templos a personasque no sean papas, cardenales u obispos.

El religioso explicò a los ferigreses presentes el rechazo de la iglesia catòlica de aceptar de nuevo los restos del general Pedro Santana, que en una ocasiòn estuvieron allì. Tambièn fueron sepultados en la iglesia, la esposa, el hermano y un cuñado del polèmico personaje.

Cobraba servicios a la patria
El historiador y exsìndico del municipio, Ramòn Antonio Casado Diaz explicò que muchos dominicanos desconocen que Pedro Santana cobraba por los servicios que prestados a la patria, lo que desconocen algunos que lo defienden.

Detallò que el presidente Joaquìn Balaguer en su libro El Centinela de la Frontera se refiere a lle y que un ejemplo de ello es que la primera casa que ttuvo el Palacio Nacional, donada por Don Juan Bautista Vicini, terminò en manos de Santana por “servicios a la Patria”.

Tambièn, en la isla Saona se le otorgò su usufructuo por 50 años, gratuitamente, por sus “servicios a la patria”, mientras que existen pruebas de que en esta ciudad de El Seibo se le debieron donar solares y otras propiedades, un asunto cuestionable desde el punto de vista històrico, revelò.

El licenciado Julio Guilio Nolasco, dominicano residente en España, dijo que allà ha habido reacciones entre dominicanos y “pese a que se reconocen sus aportes en batallas para la Independencia, moralmente en su trayectoria, como persona, fue un dictador”.

Agregò que no es justo que Santana se mantenga al lado de patriotas que el mandò a fusilar “dado que lo que hizo con las manos, lo desvaratò con los pies, y eso aa nadie le gustarìa”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here