LA DENSITOMETRIA ÓSEA

0
1822
Valoracion por Desintometría Ósea

¿Cómo puedo valorar la pérdida de calcio de mis huesos?

Por: Alberto Moreno Vicente, Revista Ávila en Salud.

La  Densitometría ósea también conocida como estudio de densidad mineral ósea (DMO) se utiliza para valorar o estudiar la pérdida de calcio en los huesos. Dicha prueba se puede realizar por 3 procedimientos, mediante ultrasonidos (ecografía), Isotopos radiactivos (Medicina Nuclear) o la más común y prácticamente mayoritaria, los Rayos X, mismo procedimiento utilizado para realizar una radiografía convencional, con la diferencia que la Densitometría puede medir la cantidad de  calcio que posee  el hueso. Cuando  existe una disminución de la densidad mineral ósea hablamos de que el paciente padece osteoporosis, por lo que los huesos se debilitan y pueden romperse con facilidad.

La Densitometría ósea, normalmente, se realiza  a mujeres en las que, tras un estudio radiográfico, el médico  ha visto una posible pérdida de calcio, o en mujeres que han llegado a la menopausia, como regla general, ente los 40 y 50 años. El motivo por el cual tras la menopausia se realiza un seguimiento exhaustivo de los huesos, es porque tras los cambios hormonales que sufre  tras el cese de la menstruación, deriva en una pérdida considerable de densidad calcio, para lo cual la DMO nos puede confirmar si existe osteoporosis en la paciente, y por consiguiente, la posibilidad de sufrir fracturas en un futuro.

También se realizan estudios a pacientes masculinos adultos, con posible osteoporosis,  y en pacientes infantiles, con alguna patología degenerativa ósea como puede ser la  osteogenesis imperfecta, vulgarmente conocida como huesos de cristal, lo cual hace imprescindible la realización de una DMO de forma periódica, y un tratamiento por parte de los facultativos.

Normalmente la prueba se realiza de la columna lumbar, específicamente del cuerpo vertebral L2-L4, y de una de las 2 caderas. Si el paciente es portador de material metálico (prótesis) en algunas de estas zonas, no se podría realizar la DMO puesto que el resultado no sería fiable, ya que el material interfiere en la captura de densidad ósea.

Los resultados que la Densitometría ósea pueden ser 3:

-Osteoporosis: Enfermedad ósea que se caracteriza por una disminución de la masa ósea y un deterioro de la microarquitectura de los huesos, lo que supone un aumento de la fragilidad de los huesos y del riesgo de sufrir fracturas.

-Osteopenia: Enfermedad ósea que se caracteriza por la disminución del nivel de calcio depositado en los huesos,  que puede ser una condición precursora de Osteoporosis.

-Normal: El paciente posee unos niveles de calcio en sus huesos acorde a su raza, sexo y edad.

La DMO es una prueba que se basa en una radiografía (no valorable para diagnosticar otras patologías óseas diferentes a la osteoporosis), la cual nos da como resultado la cantidad mineral ósea por superficie, expresado en g/cm2. Este valor es comparado con un patrón 100% sano, de la misma edad, raza y sexo, y así poder obtener un resultado especifico para cada paciente, si el valor es menor de 0,97 g/cm2  hay una DMO escasa y el 0,97 g/cm2 es el llamado umbral de fractura (susceptible de sufrir una fractura patológica y de tratarlos con un tratamiento de calcificación).

Dependiendo de este valor, el promedio de densidad mineral variará.

Para la interpretación de una DMO se valoraran otros datos como son T-Score y Z-Score, los cuales van a depender de la cantidad mineral ósea por superficie.

El T- Score  es una comparación de la densidad ósea con el de una persona sana de 30 años (se considera que en esta edad el hueso alcanza su mayor madurez) del mismo sexo y etnia. Este valor es considerado en pacientes varones mayores de 50 años y en mujeres postmenopausicas. Según la Organización Mundial de la Salud, los criterios de evaluación para este valor son los siguientes:

FullSizeRender

El Z-score es el número de desviaciones estándar de un paciente con la densidad promedio mineral adecuada para su edad, sexo, etnia. Este valor es usado en mujeres pre-menopáusicas, hombres debajo de los 50, y en niños. También sirve para establecer si el paciente tiene un nivel de densidad ósea  tan baja con respecto a su grupo etario que haga presumir alguna causa secundaria.

El facultativo responsable es el encargado de prescribir tratamiento ante el resultado obtenido, los cuales son los llamados inhibidores de la resorción entre los que se encuentran, los estrógenos, las calcitoninas, los bisfosfonatos (etidronato, alendronato y risedronato), los moduladores selectivos de los receptores estrogénicos (raloxifeno) e incluso las estatinas, unos fármacos que inicialmente se empleaban para combatir el colesterol.

Si en algún momento el médico nos solicita una Densitometría Ósea, ya tenemos un poco más de conocimiento sobre esta prueba, y sabremos cómo se realiza la prueba y el motivo por el cual nos la solicita.

Artículo publicado por Revista Ávila en Salud, en colaboración con Diariodespertar.com, para mayor información accesar en: https://www.emstore.es

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here