La caída de los precios de petróleo arroja dudas sobre los bonos de Venezuela

0
305

Venezuela. Nicolás Maduro, asumió el poder hace dos años y medio, heredó el compromiso inquebrantable de Hugo Chávez para dar servicio a las deudas del país, y el petróleo venezolano en más de US$110 el barril.

Esos días han quedado atrás. Los precios del petróleo se zambulleron de nuevo la semana pasada, y el crudo venezolano se desplomó a US$40 el barril. El Fondo Monetario Internacional también prevé que la economía se reducirá en un 7 por ciento este año y el país ha estado quemando rápidamente sus reservas para tapar lo que Moody’s, la agencia de calificación de riesgo, estima es un déficit de financiación externa de US$30 mil millones sólo en este año.

Ahora los tenedores de bonos se están apresurando para protegerse contra un incumplimiento el próximo año, empujando la demanda de los swaps de incumplimiento crediticio (CDS) venezolanos a un récord esta semana. Los inversores se preguntan si el deseo del Sr. Maduro por mantener los compromisos de deuda de su predecesor finalmente está comenzando a agrietarse ya que Venezuela enfrenta inflación descontrolada y escasez de productos básicos.

Ningún otro país productor de petróleo ha sentido el dolor de la caída del precio del petróleo tan agudamente como Venezuela, donde las ventas de crudo representan el 96 por ciento de las exportaciones. Los economistas estiman que la caída de los precios del petróleo por un dólar equivale a un golpe de US$700 millones a los ingresos del gobierno.

El precio de los CDS de Venezuela, una forma de contrato de seguro contra un prestatario incumpliendo sus deudas, se ha disparado en el último mes dada la renovada debilidad de los precios del petróleo. Los precios de los CDS a cinco años han incrementado 31.2 por ciento, superando el récord de enero ya que los inversores se preocupan por la cantidad de dinero que le queda al país para liquidar los pagos.

A pesar de que se han recuperado ligeramente recientemente, probablemente como resultado de un acuerdo sobre la deuda con Jamaica y un préstamo de China, las reservas de divisas han caído fuertemente de US$24.2 mil millones a finales de febrero a su punto mínimo en 12 años de US$15.3 mil millones a finales julio.

Sin embargo, con un 80 por ciento de las reservas del Banco Central de Venezuela (BCV) en oro, según Bank of America Merrill Lynch (BofA), la caída de los precios en 5.7 por ciento este año no ha ayudado. Los analistas de Barclays estiman que la caída recortará US$1 mil millones de sus reservas si los precios del lingote no se recuperan.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here