José Serra, el ejecutivo que pone a soñar a las Estrellas

0
180

SANTO DOMINGO.- Si el premio al ejecutivo del año existiera en la liga de béisbol (Lidom), José Serra sería un gran candidato. Mientras la mitad de la liga llegó a la jornada de ayer peleando por dos plazas para la postemporada, el gerente general de las Estrellas ya tenía una semana con esa meta tachada en su cronograma, e identificando posibles movimientos para el round robin.

Serra, de 42 años, está en su segunda campaña como principal ejecutivo de béisbol del club verde, una plaza a la que llegó precedido por su fama como “ojo de águila” por su olfato para descubrir talentos como Starlin Castro, Carlos Mármol, Arismendy Alcántara y Junior Lake, cuando eran adolescentes y él como escucha de los Cachorros.

Sus habilidades cognitivas para béisbol han quedado demostradas con el movimiento de piezas, identificación de talento nativo y extranjero para estructurar una novena que tiene dos temporadas devolviendo la ilusión a la fanaticada que más ha esperado para celebrar un título.

“Más que todo es jugadores con talento”, dice Serra cuando DL le pide atribuir el éxito oriental bajo su administración, y se aleja de exigir méritos. “Los muchachos están inspirados en ganar, creen que pueden hacerlo, y están trabajando para eso”.

Diferente al torneo pasado, cuando Dean Treanor fue contratado a tiempo, y se comenzó a trabajar desde el verano, esta vez el puesto de capataz ha sido el más exigente. Cuando el equipo atravesaba por su peor racha (cinco derrotas) tuvo que despedir a Pat Listach, y nombrar a Mendy López, convencer a Treanor de venir al país, pero esta semana regresó a los Estados Unidos sin pasaje de regreso.

Un ingrediente al que Serra da valor para que los paquidermos peleen su segunda serie regular en fila es la contratación de un servicio de recolección de datos electrónicos, información que traza las pautas para colocar la defensa y estudiar cómo trabajar a los otros equipos.

“Antes le ponía la defensa a un bateador de acuerdo a lo que tú creías o entendía, ahora es de acuerdo a números y casi siempre se dan los resultados que proyectan”, dice Serra, que trabajó dos años previos como asistente de Eddy Toledo.

Cada vez que comienza un partido, detrás del home plate hay un estadounidense con una iPad recolectando informaciones con un software sobre el mínimo detalle que ocurre en el juego. Esos datos van almacenándose en archivos, y en base a lo que reflejen esas estadísticas, el cuerpo técnico toma las decisiones.

“El béisbol ha cambiado, y la tecnología lo ayuda. Las estadísticas son necesarias, realmente cuando se ponen en práctica son de bastante ayuda. Esto, sumado a los reportes que prepara el personal es clave”, dijo en referencia a asistentes como Rafael Mateo y Raúl González.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here