Hoy es el último día del año 2015 y muchos dicen que lo pasarnán en familia

0
647

Cuando suenen las doce campanadas, empiecen los fuegos artificiales y todo sea abrazos y alegría… habrá llegado el año 2016. Atrás habrán quedado 365 días de vivencias, y una serie de rituales que los dominicanos acostumbran a realizar para despedir el año.

Sin importar la edad, en su mayoría, los ciudadanos prefieren esperar el “cañonazo” en familia, cenando, ingiriendo algunos traguitos -los que beben-, haciendo cuentos y departiendo en sana camaradería. Una de las razones que alegan es que con la violencia que predomina en la actualidad, es mejor estar tranquilos para evitar perder la vida en la calle

“Con mi familia, compartiremos, cenaremos juntos. Me gusta más pasar momentos con mi familia porque paso mucho tiempo trabajando”, dijo el joven Julio Peguero cuando se le preguntó cómo despedirá el 2015.

Para el alguacil Enmanuel Mateo, “esperar el Año Nuevo en familia es lo mejor que hay”. Destaca que en su casa la celebración es en grande, porque se reúnen tíos, nietos y preparan cena. “Lo de nosotros es echar cuentos en tranquilidad”, enfatiza.

Algunos como Scott Linares esperan el nuevo año con la familia, y después salen a la calle a celebrar en alguna fiesta de las múltiples que se programan para esta ocasión.

Las tradiciones

En el país es tradición reeditar la cena de Nochebuena cada 31 de diciembre. Y antes de la llegada del nuevo año se realizan varios rituales.

En las casas, se acostumbra a limpiar, para que entre “la buena vibra”, y cuando ya es año nuevo, se hace el sahumerio o incienso -que de acuerdo con la creencia popular- aleja las energías negativas y da paso a nuevos aires.

Muchas féminas confiesan sin pudor que ese día su ropa interior es roja o amarilla, dependiendo de lo que persigan para el próximo año: amor o prosperidad.

También es cada vez más frecuente brindar por el nuevo año y comerse 12 uvas, una por cada mes.

Asimismo, otros arrastran una maleta por la casa o por la cuadra, para garantizar abundancia en los meses venideros.

Igualmente, los cristianos esperan este momento de transición en oración, pidiendo bendiciones para todo el año. Pero como de todo hay en la viña del Señor, muchos confiesan que no realizan ningún ritual, y que reciben el año en los brazos de Morfeo” en su cama.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here