Enfermería a domicilio

0
1004
Enfermeria a Domicilio - Revista Avila en Salud

Por: María del  Mar Mañoso Escanciando, Revista Ávila Salud.

UN POCO DE HISTORIA

Para conocer el funcionamiento de las enfermeras a domicilio en la actualidad, tenemos que conocer cómo surgió, para ello nos tenemos que remontar tanto que tenemos que irnos a la época del Neolítico. En esta etapa vamos a ver el cambio que hubo en las poblaciones de los nómadas. Estos cambiaron de ser transeúntes a ser sedentarios. Empiezan a crecer las primeras urbes, y con ello el hombre pasa de ser cazador a ser recolector.

Antes no había un sentimiento de perder al ser humano que tenias al lado cuando este enfermaba o moría, el único sentimiento era el de supervivencia. Los dejaban atrás mientras que el resto del grupo seguía andando. En esta época empezaron a surgir personas (sobre todo mujeres) que se preocupaban por la gente mayor, de los niños,…, comenzando de esta manera a practicar, de una forma primitiva, la enfermería.

Hoy en día este sentimiento, que vaya creciendo la esperanza de vida cada vez más, haciendo que las enfermedades vayan curándose, que nuestros mayores estén mejor cuidados, que tengan un seguimiento que les ayude a vivir más años y en las mejores condiciones, que los niños crezcan fuertes y sanos y los jóvenes y adultos tengan una vida llena de salud; además de agradecérselo a los científicos, médicos, etc…, hay que tener en cuenta a las/los enfermeras/os de hoy en día, tanto de hospitales, clínicas, residencias, y el tema que nos trae hoy aquí, las/os de domicilio.

Las precursoras de las enfermeras a domicilio, eran las llamadas Enfermeras Visitadoras Sanitarias (1933). Anteriormente a estas hay varias figuras de enfermería domiciliaria, como es el caso del visitador del pobre en 1860 o Concepción Arenal (A Coruña 1820-1893), pero no hay documentación sobre sus movimientos, organizaciones,…

En años atrás las enfermeras domiciliarias, fueron bajando en número, hasta desaparecer en alguna zona de España, debido al descenso del trabajo que tenían en algunos pueblos, ya que esas personas iban desapareciendo. Hoy en día van aumentando su recuento por la necesidad de la personas mayores en ciudades como por ejemplo Ávila.

Esta actividad es necesaria en los tiempos en los que nos hayamos. Como hemos referido antes, hay una esperanza de vida cada vez mayor, y nuestras personas mayores necesitan y se merecen un trato bueno, a la vez que niños que han nacido enfermos o que no se pueden mover de casa, o cualquier persona que necesite ayuda en un momento puntual.

Ahí se encuentra la enfermera a domicilio, para ayudar y dar consuelo a ese tipo de personas que tanto lo necesitan. Al ser enfermero/a a domicilio, creas un vínculo con esos pacientes que no podrías crear en un lugar tan abierto como hospitales o residencias. En cada domicilio se da un trato especializado y dedicado a ese tipo de persona.

A parte de ayudar a los pacientes, también te ves implicado en la familia, ayudándoles a que el trato del paciente este integrado en las labores diarias y no sea una carga excesiva para aquellos que los rodean, sus familiares, en los cuales también recae gran parte de la responsabilidad de cuidar y mantener a sus seres queridos.

Artículo publicado por Revista Española Ávila en Salud, en colaboración con Diario Despertar. Puede acceder a la revista en www.emstore.es