¡ENCUESTA Y SUS PREDICCIONES INCREIBLES!

0
408

En el mes de enero del año 2016, la encuestadora denominada Gallup, publicó un trabajo social, en el cual el candidato del Partido de la Liberación Dominicana (PLD). Lic. Danilo Medina Sánchez, tenía un 51% y Luis Abinader del Partido Revolucionario Moderno (PRM) un 35% de la intención del voto de los Dominicanos, no habían pasado 30 días, cuando ya la misma casa encuestadora le deba un 61% al candidato del PLD y un 30% al candidato del PRM, esto después de haberse desatado una serie de escándalos que pusieron en apuros la campaña del Presidente, y no haber ocurrido ningún evento social que pudiera hacer justificable o medible, un desplazamiento masivo de votos. Las preguntas serían ¿Dónde la Gallup Realizo esa encuesta?, ¿A Cuales Pobladores se la Realizo?, porque en los próximos días aparecerá diciendo, que el candidato del gobierno tiene un 100% de los votos y que los demás candidatos se quedaron sin votos, hasta que provoquen una revuelta social. Luce de ante manos, que, o no se realizó una encuesta real, o las muestras no fueron tomadas en la Republica Dominicana, o ciertamente como se rumora, la Gallup cogió miedo de la rueda de prensa que realizo Francisco Javier García, director de campaña del candidato a la reelección, cuando ésta encuestadora publicó la primera encuesta, que reflejaba la caída libre y sin retorno de la reelección.

Luego otra encuesta fue publicada por la empresa denominada CID-Latinoamericana, que superó el porcentaje otorgado por la Gallup al candidato del gobierno, lo anterior refleja, que si realizaran una encuesta entre quien sería el preferido en la nación y pusieran a correr a Juan Pablo Duarte, Francisco del Rosario Sánchez y Ramón Matías Mella, con el presidente Danilo Medina, no existe la menor duda, de que esas encuestadoras le daría ganancia de causa al presidente, por la popularidad que según estas, tiene el presidente en el país entero y por el comportamiento ejemplar que muestra su partido y los dirigentes del mismo, que sirven de estímulo a todos los nacionales en edad de votar.

Con carácter de urgencia, la República Dominicana debe aprobar una legislación que implique sanciones penales para los directivos de compañías encuestadoras y para las mismas empresas, consistente en cárcel, que supere los 60 años de reclusión mayor y el cierre definitivo de dichas entidades sociales, ya que los Dominicanos, independientemente del partido político al que pertenezcan, no salen de una zozobra emocional y esto debido a las encuestadoras, a la forma como muestran su trabajo, a la incertidumbre que provocan de uno y otro lado, a las mentiras propagadas de manera masiva, como si fueran armas químicas mortales por necesidad, pues sólo basta en observar que las mismas encuestas que dan las puntuaciones de preferencia, también en el mismo trabajo publican las espeluznantes quejas relativas a la economía, la corrupción, el mal destino del país, la corrupción de los Partidos Políticos, y según las mismas empresas encuestadoras, la necesidad de cambio que exige la población, cuando estos dicen que lo han entrevistado.

En la República Dominicana, en este momento nada es creíble, pues cuando los números no favorecen a alguien, relinchan como los caballos, reniegan de las encuestas y cuando los favorecen, las resaltan y defienden de cualquier modo.

Todos los que actúan de esa manera, son cómplices directos e indirectos de la situación social que se vive en la actualidad, con carácter de urgencia hay que tomar medidas serias, sobre las casas encuestadoras para obligarlas, en primer término a que el trabajo de campo sea real y en segundo término, a que la realidad se imponga con los hechos probados sin influencia externa, sean económicas o de filiación, amistosa o temerosa.

Diariodespertar.com, no tiene ánimo de personalizar las quejas contra las casa encuestadoras, ni defenderla, ni criticarlas, pero si advierte a las encuestadoras en sentido general, que están obligadas a tomar en cuenta el sufrimiento de la nación y el sentir del pueblo, para que sus publicaciones recojan solamente lo que es la verdad, donde el que perdió, perdió y el que ganó, ganó, pero que nadie gane sólo en la percepción, o por las influencias económica o de poder, ni se declare vencedor sólo en los números, sino con el apoyo del pueblo y de la realidad que se vive entre un espacio y otro, ya que cualquier sociólogo sin mucha experiencia, sabe que un porcentaje del 10% de los votos dominicano ni de cualquier otro país, se mueve en un sentido u otro, en menos de un mes. Así que sumando el total de votos que representa un 10%, constituye un imposible social que esas preferencias se viertan en favor de uno u otro en tan poco tiempo, a no ser en el ánimo y deseo de las casas encuestadoras o que las técnicas utilizadas en esas encuestas sean el resultado de una malas muestras, que no se tomaran en el campo social donde se dijo fueron tomadas, o que las influencias externas aparejen sus propios números.