El pueblo estuvo pendiente de la salud del Presidente

0
179

SANTO DOMINGO. Desde principios de este año, el presidente Danilo Medina fue afectado por una psoriasis en la cara o dermatitis, que lo obligó a viajar a Miami, en marzo, a tratársela en una importante clínica, lo que mantuvo en vilo y en oración a todo el pueblo dominicano.

Esta situación de salud no fue obstáculo para que el mandatario continuara su ritmo de trabajo, tanto en el país como en el extranjero, donde no escatimó esfuerzos para defender la soberanía nacional, que en ese momento era acosada por naciones que pretendían quebrantar la firme decisión de Medina de hacer una ley que reglamentara a los extranjeros residentes en la República Dominicana.

El Presidente se olvidó de las recomendaciones médicas, y puso el país por encima de su salud. Se enfrascó en una tarea ardua, realizando las denominadas “Visitas Sorpresa” que sirvieron para impulsar el campo entregando dinero a través de préstamos blandos a productores que estaban quebrados, y que no tenían la más mínima posibilidad de reponerse, y que muchos de ellos ya estaban decididos a dejar sus predios para emigrar a las grandes ciudades.

A la fecha, el presidente Danilo Medina ha realizado 123 “Visitas Sorpresa”, donde se han destinado RD$16, 351, 259,440, de los que se ha ejecutado el 54% en 652 proyectos.

De los 652 proyectos, 391 son productivos, hay 170 ya están ejecutados y 221 están en ejecución, mientras que los proyectos comunitarios suman 261, de estos 94 ya están ejecutados y 167 están en proceso de ejecución.

Para los proyectos de las “Visitas Sorpresa” hay un presupuesto de RD$6,959,956,136, de los cuales ya están ejecutados RD$3,465,941,046. La mayoría de los proyectos son financiados por el Fondo Especial de Desarrollo Agropecuario (FEDA) y el Banco Agrícola.

Las protestas

Como un hecho casi insólito fue que el sagrado entorno del Palacio Nacional, fue escogido como centro de protestas por grupos “disgustados” con las ejecutorias del gobierno.

Un total de 213 protestas se realizaron, algunas violentas, en los alrededores del Palacio Nacional, llevadas a cabo por grupos de trabajadores y opositores que protestaron por la supuesta corrupción que está enquistada dentro del gobierno.

En septiembre de este año, el gobierno se vio ensombrecido por el suicidio del arquitecto David Rodríguez García, un contratista de la Oficina Supervisora de Obras del Estado, (OISOE), cuya acción motivó que el Presidente destituyera al titular de esa entidad, y de paso “destapó” supuestos actos de corrupción auspiciados por funcionarios de la referida oficina

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here