El dengue llenó de luto el país y generó alarma en el sistema de salud

0
235

SANTO DOMINGO. El dengue sigue siendo el reto sanitario de las autoridades del Ministerio de Salud Pública, porque cada año, aún sin alcanzar siquiera la calidad de epidemia, provoca cientos de muertes, dentro de miles de casos que las autoridades competentes y los propios médicos reconocen que no deben ocurrir.

Sin dudas, este mal que se transmite por la picadura del mosquito Aedes Aegypti ha provocado la muerte a 91 personas, la mayoría niños, pone en vilo a los dominicanos y lo coloca en el principal tema de salud.

Esa posición la alcanza a mediados de año cuando los medios de comunicación empiezan a contar los muertos obligando a las autoridades a hablar del tema, anunciar campañas de prevención y jornadas de capacitación al personal médico que culpan de las defunciones que el Gobierno y sus autoridades no previnieron.

Los reportes de muertes se mantuvieron entre dos y cuatro en el primer semestre del año, excepto en el mes de abril, que se reportaron 14 defunciones.

Para esa época, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) reclamaba más acciones para controlar el mosquito del dengue, y anticipaba serios desafíos en la lucha contra la enfermedad.

Pero es a partir de agosto, cuando las cifras se empiezan a elevar y se activan las comunicaciones públicas de medidas de prevención contra la dolencia que ya se había cobrado la vida de decenas de personas, de acuerdo con los reportes oficiales.

De ahí en adelante el dengue avanza, y es usual ver titulares y fotografías referentes al desborde de pacientes en los principales hospitales públicos.

El pasado 9 de septiembre, la ministra de Salud Pública, Altagracia Guzmán, cuando 49 personas habían muerto por el virus, reunió a todos sus subalternos y a funcionarios de otras entidades, a quienes les presentó el Plan Nacional de Prevención y Reducción de Muertes por Dengue y aprovechó también para entregarle el nuevo Protocolo de Manejo Clínico de Dengue.

En lo adelante se anunciaron campañas conjuntas con el Ministerio de Educación, los ayuntamientos y el sector agua, las iglesias y otros, a reuniones de planificación con el equipo de Salud Colectiva, del Ministerio de Salud Pública, se invitó a especialistas internacionales que orientaron a los médicos dominicanos sobre la atención al paciente, y se nombró al doctor Nelson Rodríguez Monegro en el Viceministerio de Salud Colectiva, pero el dengue siguió en situación de alerta.

En octubre fortalecieron la capacitación a los médicos y hubo enfrentamientos entre autoridades y galenos, pues las primeras acusaban a los segundos de dejar morir a los pacientes, porque demostraron, en base a auditorías médicas, que varias de las personas fallecidas fueron llevadas en más de una ocasión a centros de salud públicos y privados, y no recibieron un diagnóstico certero. Mientras el luto y el dolor crecía y las autoridades se vieron en la obligación de habilitar áreas especiales sólo para pacientes con dengue.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here