El 87.8% de los congresistas dominicanos tiene estudios universitarios

0
297

SANTO DOMINGO. El 87.8 % de los congresistas (195) es universitario, conforme un estudio presentando por el Observatorio Político Dominicano (OPD), entidad adscrita a la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode).

Basado en el Directorio Legislativo de la República Dominicana 2010-2016, el observatorio analizó el nivel académico de los legisladores dominicanos, y encontró, además que el 6.3% de los congresistas dominicanos tienen apenas un nivel académico de bachiller, el 5.9 % (13) no ofreció información sobre su formación académica.

Los resultados del análisis están contenidos en el documento “Perfil de los legisladores dominicanos de la Legislatura 2010-2016”, realizado por Gaudy Esther Crispín Rosa, coordinadora de la Unidad de Poder Legislativo del OPD-Funglode.

El documento indica que de los 195 congresistas que obtuvieron un título universitario, el 33.3 % lo hizo en Derecho; 10.3 % en Administración de Empresas; 9.0 % en Educación; 8.1 % en Medicina y 6.8 % en Contabilidad.

“De los congresistas que son profesionales, el 40 % tiene estudios de maestrías, postgrados o formación especializada, contra el 60 % que no cuentan con esa preparación. Igualmente, el 17 % cuenta con una segunda carrera y solo tres legisladores tienen una tercera carrera”, puntualiza.

La investigación señala que los legisladores tienen unos 30 años haciendo vida política y 10 años dentro de la labor congresual.

“En promedio, los parlamentarios que actualmente conforman el Congreso iniciaron su carrera política alrededor de 1985; es decir, tienen 30 años de vida política, mientras que son escasos los legisladores con menos de 10 años de vida política”, explica Crispín.

El informe precisa que la mayoría de los legisladores tiene apenas seis años en sus funciones dentro del Congreso Nacional, aunque el 55 % de todos ellos ha ocupado puestos en la Administración Pública antes de trabajar en las cámaras.

En ese sentido, el documento especifica que los estudiosos de la democracia y de los políticos coinciden en que el legislador con mayor experiencia obtendría mejores resultados en su actividad, mientras que para la opinión pública, el diputado novato beneficiaría más a la democracia al no estar “contaminado” de lo que es la experiencia en la política.

El análisis concluye indicando que “el 51 % ha sido exitoso en el ejercicio de su carrera profesional ajena a sus funciones en el Congreso, destacándose en los sectores empresariales, comerciales y jurídicos. Por su parte, el 49 % de los miembros del Congreso se dedica a la política como oficio”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here