Editorial: Un Régimen de Dictadura

0
297

La dictadura, es una forma o régimen de gobierno que centra todo su accionar en torno a una figura o persona, que llega al gobierno casi siempre de manera violenta, aunque esa violencia sea a través de unas elecciones amañadas o truculentas.

Ya especialistas han establecido cuales son los elementos constitutivos de la infracción conocida como dictadura, y entre estos elementos están: 

1- Existe un poder sin límite y desbordado, 2- No se respetan las reglas del juego, Leyes y Constitución, 3-Intromición en la vida privada de las personas, produciéndose arrestos ilegales, interceptaciones telefónicas, 4-Exaltación de la figura del presidente y sus allegados, 5- Compra y control de los medios de comunicación e intimidación a los que no se sometan a este régimen que generalmente utilizan los medios de comunicación, los intervienen para inculcar a la población características positivas del líder dictador al mando. Lo que  a menudo, coloca al dictador en una figura de padre protector y benefactor del pueblo, 6-Violación de los derechos humanos, 7-Control a través del miedo, 8- La iglesia como medio de dominación, comúnmente las dictaduras necesitaron tener el aval espiritual. Para eso, algunas otorgaron un poder desmedido a la iglesia en general, a iglesia católica), instituciones encargadas de “encauzar” las almas de aquellos que se habían desviado del camino espiritual.

Otro elemento constitutivo que es el más peligroso, es que el régimen dictatorial suspende las garantías  constitucionales de manera implícita y los asuntos de justicia pasan a un plano lejano, es decir funcionan poco los requerimientos judiciales, lo que en ningún modo significa que un grupo de jueces no se dispongan a impartir justicia aun por encima de esa situación.

Como se puede notar, el elemento constitutivo que agrava el régimen dictatorial,  es el control electoral, con Juntas Electorales amañadas y dispuestas a los que sea, porque cuenta con el apoyo económico del régimen y su poderío militar, lo que hace que a diario esos miembros de la dictadura, busquen nuevas formas de engaño, para confundir los electores y dar como ganador al más impopular entre las gentes, pero que siempre es allegado a la dictadura. 

Eso provoca que de manera desesperada los cómplices del régimen que ostentan la función de directivo en las Juntas  Electorales, intenten aprobar a la fuerza nuevo sistema de votación, casi llegando la hora de las elecciones, pero su objeto principal es desvirtuar la voluntad popular, lo que pudiera terminar en una guerra civil o una poblada como recientemente ocurrió en Bolivia.

Otros especialistas en el tema, dicen sin lugar a equivocaciones serias, que los régimen dictatoriales tienen como mecanismo de confusión las encuestas, para ofrecer datos inciertos, que cuando la población lo razona se inquieta y se confunde ante una verdad tan diferente a la realidad que se percibe,  pero de forma tal, que cuando se fragua el asesinato electoral ellos mismos informan que eso era previsible, no era la realidad, no obstante sucedió y llaman la población la calma y a los asesinados electorales a reconocer su derrota y en caso de no reconocerla, les hacen saber que publicarán cosas en su contra que tiene por ahí que atacan su honor o su consideración, que no le gustaran, provocando que las victimas electorales cedan y dejen el fraude así.

La dictadura es el opio de las instituciones, pues una vez se manifiesta ese síntoma, una gran parte de las instituciones comienzan a actuar así, incluidos los gremios y asociaciones, ya que no hay tribunales ágiles y confiables donde tutelar los derechos, por lo que, ganar tiempo es hasta un beneficio para los dictadores y sus seguidores, que en las pocas ocasiones que se hace justicia en su contra, difaman, dañan y hasta intentan quemar los tribunales, como es el caso reciente de Venezuela y el revés sufrido por la dictadura del Colegio de Abogados de la República Dominicana (CARD) el día 6 de diciembre del 2019, en horas casi de su suculento almuerzo. 

También estos dictadores trastornan la libre expresión  electoral, impiden las elecciones libres, voluntarias y conscientes y se imponen por encima de la Ley, aun cuando la ley impide la reelección, ellos hacen hasta lo imposible para seguir en el puesto, con el apoyo de un grupo de seguidores, casi siempre infractores y entre ellos hay intelectuales, letrados, catedráticos que en alguna ocasión sirvieron para algo en la sociedad, pero ya no, y hombres y mujeres de malas índoles, pues en ese régimen el dinero intenta comprarlo todo, hasta la  libertad de conciencia, y como cualquier prostituta se pervierten a defender en público o en privado ese régimen, ruin y asesino de esperanza.  

El arzobispo de los católicos dominicano fue al programa tele matutino ¨el día¨ y se expresó en el sentido de que había forjada una dictadura en República Dominicana  ¨y casi pierde la lengua por hablar mucho¨, lo que lo obligó a callar y prácticamente desaparecer del mapa, para evitar una desgracia, tanto para el como para su iglesias y la perdida de los beneficios, que son muchos, más de lo que la gente ve y entiende.

A veces la dictadura no apresa muchas gentes, porque ni el Poder Judicial, ni el Ministerio Público se prestarían para ellos, incluso ni siquiera la propia policía, sin embargo, estruja en las caras su poderío económico y deja a todos aplastado sin sentir el mas mínimo estimulo o dolor, ya que casi siempre estos dictadores son indoloros momentáneos, pero luego a ellos les duele más que a todos su recompensas. 

El Colegio de Abogados de la República Dominicana (CARD), ha sufrido los embastes de una dictadura que designó una comisión electoral amañada, compuesta por allegados y cómplices, por cierto muy malos y agresivos, y sobre todo unos patanes sin respeto a la constitución y a los abogados. 

Esa dictadura perturbó la elecciones previstas para el día 7 de diciembre del 2019, porque inscribieron por su parcialidad en tan solo dos días, solo a sus allegados y ya se disponían a ¨comerse el puerquito de navidad¨ y era cuestión de horas para declarar ganador al también patán, intruso y dictador, pero una sentencia honesta y simple del poder judicial dominicano,  impidió que esa comedera de puerco de navidad, no le callera mal al estómago del tirano y de sus peones truhanes y ruines y luego tuvieran  que vomitar su propia comida a las buenas o las malas. 

Diariodespertar.com rechaza el régimen de dictadura de cualquier índole, así como la dictadura implantada dentro del gremio de  los abogados. Advierte que mientras haya hombres y mujeres conscientes, la nación aún tiene esperanza y mientras suenan fuertes las notas del himno nacional dominicano, por la sangre de cualquier nacional correrá la idea de liberación, sin importar las consecuencias. Pide a la Junta Centra Electoral dominicana y a la dictadura del CARD,  evitar problemas, porque casi se están cabalgando los caballos de guerras, que cuando se debocan, no se paran, no razonan, no se devuelven, a no ser por el tiroteo masivo con muy buenos tanques de guerra y puntería, pero se llevan en sus patas a todo lo que encuentran por ese camino sucio y oscuro, pues tienen muy buena óptica esos caballos.   

 

 

    

 

  





DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here