Editorial: Inseguridad sin Límites en las calles de Santo Domingo

0
183

A la verdad que los dominicanos están fracasados, pues esta nación dominicana no sale de un problema, cuando no es la política, es la inseguridad en las calles, como está sucediendo en la actualidad, donde realmente las calles  de Santo Domingo, las principales vías, son intransitables, primero, por los inmensos tapones y segundo, porque las calles están llenas de mendigos, personas pidiendo utilizando niños incluso, enfermos minusvalorado, y los limpia vidrios están a la orden del día sin límite,  sin  control y ahora totalmente amenazante.

La seguridad vial es un plan de trabajo que implica una serie de pasos para dar protección a los ciudadanos que transitan por las vías y calles del territorio dominicano, lo cual es un derecho al libre tránsito y a transitar con la seguridad debida.

La Ley 63-17, sobre transito movilidad y seguridad vial,  puso a cargo del INTRANT y la DIGESETT la seguridad vial, mientras a cargo de la Dirección General de Migración, y las demás agencias estatales, están la protección de los niños, niñas y adolescentes, así como los discapacitados tienen su oficina de protección,  para que no sean el hazme reír en la sociedad y la misma situación sucede con los envejecientes.

Transitar por las avenidas Rómulo Betancourt, Privada, Churchill, Núñez de Cáceres, Máximo Gómez, entre otras avenidas, en la actualidad representa un inmenso riesgo, un peligro inminente, ya que ni las agencias estatales, ni el ayuntamiento han hecho nada para evitar esa desgracias humanos, de enfermos, niños, niñas, minusválidos pidiendo y mendigando, y sobre todo los fastidiosos limpia vidrios, que se han salido de las manos.

Denuncias por montones llegan a este diario, de personas que han sido agredidas, de manera directa y mal intencionado, por esos mendigos y limpias vidrios, esponjas vuelan por los aires, sin autorización de los dueños de los vehículos, que constituye más que un servicio, una agresión vial y nadie dice nada.

Esto ha llegado al extremo pareciera como si los caballos apocalípticos se soltaron, no hay quien defienda la sociedad, está abandonada a su suerte y en cualquier esquina donde las personas se puede parquear, hay ahí, un dueño de las vías pública, que si no le pagan 50 o 100 pesos, ralla el vehículo, agrede, difama, injuria, pincha las gomas o le clava un cuchillo en el cuerpo a sangre fría y sin pensarlo dos veces, o sea la vías dominicanas están hundidas y los ciudadanos se jodieron y ya no pueden salir a la calles a no ser por necesidad.

Diariodespertar.com lamenta el desgobierno que ocurre en la actualidad, donde el gobierno por estar metido en política, ha descuidado las calles y las vías públicas, donde no funcionan las agencias de control y protección de niños y niñas, envejencientes, trasporte y donde al parecer no existen parámetros que funcionen para el control del tránsito. En definitiva, las autoridades del país son los parqueadores y limpia vidrio, y en un país así nadie quiere vivir, pues de no controlar la situación, hay que irse hasta que un día venga un gobierno sano y de verdad que aplique política preventiva de protección y seguridad vial.

    

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here