Editorial: Es urgente una nueva JCE para las Elecciones del 2020

0
438

Este medio de comunicación investigó las denuncias que dan cuenta entre lo que se sabe, de las cosas que están pasado en el país como consecuencia del fraude electoral que tiene la nación en vilo, se dice que  dos hijos del presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Dr. Julio Cesar Castaños Guzmán, desempeñan funciones en el Estado dominicano bajo la dependencia del gobierno, se trata de los jóvenes ilustres  Julio Cesar Castaños Zouain y Julio Simón Castaños Zouain. Luego de la investigación que incluyó las nóminas publicadas por  varias instituciones, como la propia Junta Central Electoral  (JCE)  y el Ministerio de Relaciones Exteriores (MIREX), se confirmó que ciertamente los jóvenes laboran para el Estado dominicano, Julio Simón Castaños Zouain como embajador extraordinario y plenipotenciario de Suiza, con asiento principal en  Weltposstrasse 4, 3015 Berna, Suiza, con un sueldo base de 3 mil dólares y un gasto exprés de 7 mil dólares, según lo publicado  y el segundo Julio Cesar Castaños Zouain, en la gestión de su padre frente a la JCE, ocupa la función de Sub-Director Dirección Nacional de Elecciones, con asiento en la JCE, y con el  Código 20080292, con un sueldo que llega casi a 2 mil dólares mensuales,  según lo publicado por la misma JCE.

Por otro lado el presidente del JCE, Dr. Julio Cesar Castaños Guzmán tiene un salario de casi 8 mil dólares mensuales y todos los gastos cubiertos, es decir, en esa casa del presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Dr. Julio Cesar Castaños Guzmán, sin contar los ingresos de la esposa,  oscilan entra los 16 mil dólares mensuales, más o menos, que en pesos dominicanos es cerca de un millón mensual, o sea que el país aunque los hijos del presidente de la JCE, son jóvenes muy preparados y talentosos  y no es para menos,  por el tipo de crianza que han tenido,  la familia del presidente de la JCE, tiene privilegios que no lo tienen los demás hijos de familia del país y siendo la fuente de ingresos del dinero directos del Estado Dominicano y no por el ejercicio libre de una profesión u oficio intelectual, es claro, que el Dr. Julio Cesar Castaños Guzmán, no puede seguir al frente del JCE, para organizar la elecciones del año 2020, ya que sin ánimo de dañar, difamar, o desacreditar y mucho menos de entrar en asuntos intimos o personales de familia, porque la constitución protege el libre desenvolvimiento de la misma, pero su parcialidad e independencia, esta como se dice en derecho, seria y gravemente comprometida y esto deja ver una pequeña luz al final del túnel del móvil de lo sucedido en la convención o primarias  internas  del PLD, el día 6 de octubre del 2019, que sustenta la denuncia de Leonel Fernández Reyna.

Otra situación que muestra la dependencia  y posible parcialidad, es que en fecha 16 de septiembre del 2019 el periódico Diario Libre dio constancia de que el gobierno entregó a la Junta Central Electoral varias sumas de dinero, la primera en el mes de agosto del 2019, ascendente a 600 millones de pesos y en septiembre la suma de 567 millones de pesos, para un total de 1167 millones de pesos en tan solo dos meses, alguien que reciba un dinero así, ¿Actuará de manera imparcial o permitirá el libre desenvolvimiento de los procesos electorales de manera trasparente?

Con todos estos argumentos, es muy claro que el presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Dr. Julio Cesar Castaños Guzmán debe voluntariamente sopesar la posibilidad de renunciar o en su caso ser destituido de inmediato, porque está muy ligado a intereses personales con el gobierno y es posible que una buena investigación pueda establecer una relación entre el fraude denunciado y los intereses personales del presidente de la JCE, pues si los hijos están seguro en el gobierno en la posición que ocupan,  el gobierno está seguro por lógica y subordinación, como en el caso en cuestión.  

Diariodespertar.com lamenta que el presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Dr. Julio Cesar Castaños Guzmán, no haya sido sincero con la nación, declarando o controlando los intereses persónales de su familia  que ponían en juego su parcialidad y credibilidad. Entiende que es necesaria la conformación de una nueva JCE, para evitar una guerra civil y el retroceso de la nación, porque tanto da la gota en la piedra hasta que le hace un hoyo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here