Editorial: El pueblo quiere a Lula pero no quiere a Daniel Ortega y Rosario Murillo

0
67

EDITORIAL 

Para los ideólogos latinoamericanos que todos los conflictos de levantamientos, reclamación y protestas de los pueblos de algunos países de América,  por abuso de poder en su contra se lo achacan al supuesto imperialismo yankee estadounidense, forjando toda una teoría en defensa de los maltratos y abusos de esos gobiernos totalitarios, ahí tienen una situación reflejada por las encuestas en algunos países de Latinoamérica, como es el caso de los países de Cuba, Brasil, Venezuela y Nicaragua, este último dirigido por Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo

Mientras las encuestas reflejan un sitial del 49% de los votos, si la elecciones fueran estos días en Brasil, a favor del sufrido y heroico Luis Ignacio Lula Da Silva (de izquierda) y un vergonzoso 15% en favor del actuar presidente Jair Messias Bolsonaro (de derecha), esas mismas encuestas de medición, en  Cuba, Venezuela y Nicaragua, reflejan lo contrario, pues manifiestan el rechazo de la población de esos gobiernos a su forma de manejar la economía nacional y sobre todo la corrupción administrativa sin límite ni control.

Estos regímenes que  en su gran mayoría se sustenta en el poder en base a los abusos policiales y militares, contra los particulares, especialmente contra los miembros de la oposición, a quienes los propios ideólogos  internos y externos acusan de ser pro imperialista, aunque  ven con sus ojos el sufrimiento  y persecución que están recibiendo estos opositores en esos países, o sea intentan llevar al plano ideológico una realidad sangrienta y de hambruna nacional notoria y palpable, fruto de la corrupción de sus sistemas no de ninguna intervención yankee estadounidense.

Entre los años 2003-2005, Brasil, con una población de 180 millones de habitantes, contaba con unos 42,6 millones de pobres y una situación internacional casi de quiebra total de las economías de los países del Continente Americano, pero por la sabia dirección  y buen manejo económico de Luis Ignacio Lula Da Silva, quien era el presidente, mantuvo la estabilidad económica y sacó de la pobreza extrema cerca del 19,18% y esa es su reserva de votos, de todo aquel   que lo proclama en las calles como el Salvador de ese país, que en la actualidad está prácticamente en la quiebra. 

La represión política, la no existencia de separación de poderes públicos, sobre todo el judicial,  las perversidades del poder oscuro, persecución y apresamientos de los opositores y ciudadanos disidentes, sin la debida previsión legal, el pésimo manejo económico, así como el alto nivel de corrupción exhibido por los gobiernos de Cuba, Venezuela y Nicaragua, descalifican su defensa nacional e internacional y desautorizan su discursitos anti yankee estadounidense o contra Europa, porque Estados Unidos  y la Unión Europea, son  de los únicos países que descubren eso entramados, lo sancionan  y exige democracia y buen manejo y eso es indudable, como se dice común mente, aquí y en Pekín.  

Diariodespertar.com, rechaza la represión policial, los apresamientos ilegales, el alto nivel de corrupción administrativa de los gobiernos de Cuba, Venezuela y Nicaragua, el mal manejo y torpeza económica.  Advierte que la represión política y persecución contra los opositores de Nicaragua por parte de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo, ha llegado al extremo y deben cesar ya al costo que sea, porque el pueblo no quiera a esos  señores, por lo que proclaman.

¡que se vallan ya y no hagan más daño y división social!

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here