Dominicanos han pegado 14,492 jonrones en 58 años en las Grandes Ligas

0
232

SANTO DOMINGO. Es difícil que alguno de los 7,577 espectadores que el 27 de abril de 1957 vio a Osvaldo Virgil disparar un jonrón en el Connie Mack Stadium de Filadelfia pronosticara que los paisanos del antesalista de los Gigantes de Nueva York en ese choque fueran a jugar un papel tan protagónico en el batazo de cuatro bases en las siguientes 58 años.

Después de que El Orégano desapareciera la pelota en el primer estadio de béisbol construido con acero y concreto y hasta el que disparó Albert Pujols el pasado domingo los peloteros dominicanos han conectado 14,492 cuadrangulares.

Como muestra comparativa, los Astros de Houston, que debutaron en 1962 como Colt 45s y han tenido en sus filas a toleteros como Jeff Bagwell, Lance Berkman y Craig Biggio, acumulan 6,536 jonrones y los Mets de Nueva York (también del mismo año) 6,817. Igual, Venezuela, con presencia en el Big Show desde 1939, ha visto 6,450 batazos de los suyos.

Incluyendo jugadores nacidos en el exterior como Alex Rodríguez, Moisés Alou y Hensley Meulens, 295 de los 657 quisqueyanos han agotado al menos un turno en la Major League Baseball y de este grupo 266 ha disparado al menos un cuadrangular, entre ellos lanzadores como el fenecido Joaquín Andújar (5) y Juan Marichal (4).

Incluyendo jugadores nacidos en el exterior como Alex Rodríguez, Moisés Alou y Hensley Meulens, 295 de los 657 quisqueyanos han agotado al menos un turno en la Major League Baseball y de este grupo 266 ha disparado al menos un cuadrangular, entre ellos lanzadores como el fenecido Joaquín Andújar (5) y Juan Marichal (4).

Ocho duartianos han superado la respetable barrera de los 400 jonrones y cinco de ellos los 500 (Alex Rodríguez, Sammy Sosa, Pujols, Manny Ramírez y David Ortiz).

Si bien Virgil fue pionero en las categorías para jugadores de posición, con Felipe Alou llegó la primera señal del poder jonronero que había en la isla al estrenar el umbral de los 30 (1966) y bates como los de Ricardo Carty, Pedro Guerrero y George Bell confirmaron que había un gran yacimiento de ese recurso, uno que fue explotado a su máximo nivel con la llegada de la década de 1990 con Sosa, Manny, A-Rod, Vladimir Guerrero y en la que comenzaron sus trayectorias Ortiz, Adrian Beltré, Alfonso Soriano y Aramis Ramírez.

En la campaña que acaba de terminar su fase regular se dispararon 637 bambinazos con etiqueta dominicana, una cifra que hay que sumar a los tres equipos con mayor producción para alcanzarlo.

Es un rubro en el que los quisqueyanos son una marca registrada, que en la última década ha sacado hombres como José Bautista, Edwin Encarnación, Pedro Álvarez y Manny Machado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here