Diego Petrecolla dice, En los mercados donde existen carteles, los precios pueden ser entre un 20% y 50% más altos

0
191

Santo Domingo. Diego Petrecolla, de nacionalidad argentina, es economista y una autoridad a escala internacional en defensa de la competencia. Durante los años 1999 a 2001 ocupó la presidencia del Consejo de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia de Argentina. Es consultor de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia de República Dominicana (Pro Competencia), labor que realiza también para otros organismos homólogos de América Latina y de otras regiones del mundo.

En los mercados donde existen carteles, los precios pueden ser entre un 20% y 50% más altos que en los mercados donde rige la libre competencia”.

La defensa de la competencia consiste en la labor de vigilancia para preservar el funcionamiento competitivo del mercado con el propósito de fomentar un mejor funcionamiento para que los beneficios de la economía basada en la libre competencia lleguen al conjunto de la sociedad.

La Ley General de Defensa de la Competencia fue promulgada el 16 de enero de 2008, y la entidad que tiene como función hacerla cumplir, que es Pro Competencia, ha sido creada y desarrollada.

Sin embargo, la Comisión Permanente de la Industria, Comercio y Zonas Francas, del Senado, que encabeza el senador Charlie Mariotti, no le ha dado curso a las planchas que han sido sometidas para designar a la persona que funja como director ejecutivo de Pro Competencia, una condición necesaria para que ese organismo pueda investigar los abusos de mercado.

¿Cuáles beneficios pueden esperar los consumidores de la defensa de la competencia?

El objetivo de la defensa de la competencia es justamente que los mercados funcionen de manera competitiva. Y eso tiene como resultado un beneficio a mediano y a largo plazo, y a veces al corto plazo, para el consumidor y para la economía en su conjunto. Porque mientras más competitivo son los mercados, menores van a ser los precios, mejores van a ser las calidades y más innovación tecnológica habrá. Ese es el objetivo primordial de la defensa de la competencia.

¿Aunque la defensa de la competencia no sea lo mismo que la defensa de los consumidores?

Pero a la larga esos efectos terminan beneficiando a los consumidores. Mientras más empresas entran en el mercado, más innovan para competir, y eso beneficia a los consumidores, o a través de precios o a través de mejores calidades. Entonces, el objetivo último de la defensa de la competencia en el fondo es beneficiar a los consumidores.

¿Existe alguna estimación entre antes y después de la defensa de la competencia sobre los beneficios a los consumidores?

Entiendo la pregunta, pero es muy ambiciosa. Porque lo que se puede hacer con la defensa de la competencia es analizar y solucionar los problemas de algunos mercados, no de toda la economía. Entonces, si hay un cartel, se investiga el cartel, lo sancionas, lo desarma y eso va tener como resultado menores precios en ese mercado específico.

Ahora bien, para toda la economía esa es una pregunta más macroeconómica. Si hay inflación, por ejemplo, la explicación no es por problemas de defensa de la competencia, las causas vienen dadas por la política monetaria y fiscal del gobierno.

Entonces si estás preocupado por los precios en general de la economía, el instrumento para solucionar eso es la política fiscal y monetaria. Ahora, la defensa de la competencia te ayuda a resolver los problemas en algún mercado puntual.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here