Ciberacoso: Qué es y cómo detenerlo

0
164

Reunimos a especialistas de UNICEF y a expertos internacionales en acoso cibernético y protección de la infancia, y colaboramos con Facebook, Instagram, Tik Tok y Twitter para responder algunas de las preguntas más frecuentes sobre el el acoso en línea y ofrecer consejos sobre la manera de hacerle frente.


¿Qué es ciberacoso?

Ciberacoso es acoso o intimidación por medio de las tecnologías digitales. Puede ocurrir en las redes sociales, las plataformas de mensajería, las plataformas de juegos y los teléfonos móviles. Es un comportamiento que se repite y que busca atemorizar, enfadar o humillar a otras personas. Por ejemplo:

  • Difundir mentiras o publicar fotografías o videos vergonzosos de alguien en las redes sociales.
  • Enviar mensajes, imágenes o videos hirientes, abusivos o amenazantes a través de plataformas de mensajería
  • Hacerse pasar por otra persona y enviar mensajes agresivos en nombre de dicha persona o a través de cuentas falsas.

El acoso cara a cara y el ciberacoso ocurren juntos a menudo. Pero el ciberacoso deja una huella digital; es decir, un registro que puede servir de prueba para ayudar a detener el abuso.
 


Si te preocupa tu seguridad o algo que te sucedió en línea, puedes recibir ayuda llamando a la línea de asistencia nacional. Si tu país no tiene una línea de ayuda, habla sin demora con un adulto en el que confíes o busca apoyo profesional de cuidadores capacitados y experimentados.

Nota acerca de la COVID-19: La pandemia mundial de COVID-19 plantea sus propios desafíos para la seguridad y el bienestar de los niños, especialmente los que no van a la escuela. Visita el portal de la COVID-19 para más información.


1. ¿Me están acosando en línea? ¿Cuál es la diferencia entre una broma y el acoso?


UNICEF:

Todos los amigos se hacen bromas entre ellos, pero hay ocasiones en que es difícil saber si alguien solamente se está divirtiendo o si está tratando de herirte, sobre todo en línea. A veces te dirán, riéndose, que “era solo una broma” o que “no te lo tomes tan en serio”.

Pero si te sientes herido o piensas que alguien se está riendo de ti y no contigo, entonces la broma ha ido demasiado lejos. Si continúa después de que le hayas pedido a esa persona que no lo haga más y sigues sintiéndote molesto, podría tratarse de acoso.

Y cuando el acoso ocurre en línea, hay mucha gente que presta atención, incluso personas desconocidas. Dondequiera que esto ocurra, si te sientes incómodo(a), no tienes por qué soportarlo.

Llámalo como quieras: si te sientes mal y el problema continúa, entonces vale la pena buscar ayuda. Detener el ciberacoso no se trata solamente de denunciar a los hostigadores; también se trata de reconocer que todos merecemos respeto, en línea y en la vida real.