Ceremonial del Pabellón de la Fama unió antigua y futura generación de inmortales

0
289

SANTO DOMINGO. Cuando Víctor Hansen fue bautizado, recibió el nombre en honor a un expelotero venezolano, Víctor Davalillo, para que el dominicano siguiera los pasos del béisbol, pero no fue así.

“Me pusieron Víctor por un jugador de béisbol, Vitico Davalillo para que jugara béisbol, pero lamentablemente jugué baloncesto. Y sé que hoy mi familia está orgullosa de mí, porque estoy ocupando el más alto sitial que puede ocupar un deportista”, expresó baloncestista, para algunos parte importante sobre el debate del mejor armador que ha tenido el país. Su edecán fue el entrenador Leandro de la Cruz.

Hansen es uno de ocho protagonistas que ayer fueron exaltados al Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano, un ceremonial (el 49) que se realizó en su hogar del Centro Olímpico Juan Pablo Duarte.

La ceremonia debió contar con la presencia del exlanzador de Grandes Ligas, Pedro Martínez, -representado por su esposa Carolina Cruz-, quien debió ser la atracción del acto. A través de un video mostrado en el escenario lamentó su ausencia. Martínez fue exaltado al Salón de la Fama de Cooperstown el pasado 26 de julio. Tuvo como edecán a Rafael Ávila, quien lo firmó para Grandes Ligas.

Félix José (también en béisbol) tuvo como edecán al exlanzador José de León. En su discurso, sus palabras fueron breves, en especial después de agradecer a Epifanio Guerrero y al momento de mencionar a su madre, Altagracia José, el llanto lo llevó a abandonar su discurso.

Dos de los ocho exaltados, Ramón Dorcine (softbol) y Horacio Veras Gómez (propulsor) alcanzaron la inmortalidad ya fallecidos, fueron representados por Masiel Lora, su hija, con su edecán el presidente del Comité Olímpico Dominicano, Luisín Mejía, y Horacio Veras, hijo, teniendo por edecán a Lourdes Echevarría viuda Gómez.

El grupo de exaltados en este 2015 lo completan Generoso Montero (karate), con su edecán Rafael Álvarez. Miguel Montilla (boxeo), su edecán fue el comisionado de Boxeo, Franklin Núñez. Arturo Morales (propulsor del deporte), tuvo como edecán al presidente de la Federación Dominicana de Boxeo, Bienvenido Solano.

El ceremonial 50 será presidido por una dama, Mayo Sibilia, una reconocida entrenadora de voleibol femenino, de las que muchas son actuales figuras destacadas.

La herencia

El ceremonial fue dedicado al campeón ligero junior de la Asociación Mundial de Boxeo, Javier -El Abejón- Fortuna.

En el encuentro fue reconocida la selección nacional de voleibol femenino sub20, que ganó el oro en el Mundial de esa categoría. Todas las atletas estuvieron presentes, así como el cuerpo técnico.

El director de selecciones nacionales femeninas, Cristóbal Marte, recibió la distinción, como las que también acogió en nombre de Niverka Marte y Brenda Castillo. Marte y Castillo, también reconocidas en el ceremonial, fueron escogidas en el sexteto estrella de la pasada Copa Mundial de Voleibol, disputada en Japón.

El corredor de 400 metros planos, Luguelin Santos, también fue reconocido en el acto.

Todos ellos llevan una carrera para, en su momento, ser considerados inmortales.

Casa del voleibol

Aún sin definir, pero con la firmeza de alcanzar ese objetivo, Cristóbal Marte anunció que existe una gran posibilidad de que las selecciones nacionales femeninas tengan un centro de desarrollo para sus especializados entrenamientos.

“Seguimos trabajando que es lo importante”, dijo Marte. “Tengo primero que comprar los terrenos”, agregó, aunque dijo que “tengo unos terrenos en el Autódromo Internacional de Las Américas, las personas entendidas dicen que quedaría muy lejos de la ciudad para el entrenamiento diario de las muchachas, pero sirve como área de concentración”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here