¡BUENA IMAGEN DEL PRESIDENTE, MALA LA DE SU PARTIDO!

0
403

La República Dominicana, constituye un país en el mundo, oriundo de la noche, y colocado en el mismo trayecto del sol, sólo, que se encuentra muy lejos de las colinas, como en ocasiones algunas, fuera el deseo del poeta Pedro Mir.

Luego del año 1994, han pasado 19 años, que no son nada si se pasan cantando, como expresara Carlos Gardel, sólo que los dominicanos han cantado muy poco, por el contrario han llorado lágrimas de sangre, porque el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) de los 19 años, ha gobernado 15 años y 4 años fueron del gobierno del monstruo maligno fallecido Partido Revolucionario Dominicano  (PRD).

En muchas ocasiones la mayoría de personas llegaron a pensar que el PLD, era el Partido más culto, serio, honesto, correcto y educado, pues hablaba de una doctrina política, diferente a la planteada por su padre, el muerto PRD. Ambos partidos tienen su origen en el mismo fundador; lo extraño es que, a su fundador todavía nadie lo ha podido acusar de indisciplina, irrespeto, corrupción o desconocimiento, porque se trata de un ser humano especial. El nombre del Profesor Juan Bosch, entre los hombres y mujeres dominicanos, ha quedado en alto, no tiene tacha, y es símbolo de integridad y pureza personal, pero no así sus Partidos, pues, ni el Partido Revolucionario Dominicano es serio y mucho menos lo es, el Partido de la Liberación Dominicana, por el contrario, la imagen de esos partidos está muy lesionada.

El presidente Lic. Danilo Medina Sánchez, es uno de los más honestos que han dirigido los destino del pueblo dominicano, su trayectoria personal como presidente, se asemeja un poco a la de su líder Profesor Juan Bosch, sólo que, lo empaña algunas circunstancias que han rodeado su gobierno, como el gabinete heredado del Partido, la forma y manejo de algunos funcionarios que tienen la doble función de trabajar en el gobierno y dirigir un puesto en su Partido que lo llevó al poder. Es bueno que se entienda y que quede claro, que la tasa de rechazo que recae sobre el gobierno, no es por el presidente Lic. Danilo Medina Sánchez, porque su comportamiento se considera adecuado, pero no el de su Partido.

El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) llegó al poder, atacando los desatinos del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), a quien el historiador de ese Partido Dr. Euclides Gutiérrez Feliz, bautizó como una confederación de estafadores y malhechores, y ahora ya firmarán un acuerdo; por esta razón, existe la posibilidad de que el PLD pierda el gobierno.

Es entendible dicho acuerdo, desde el punto de vista de la sumatoria de votos, sin importar de donde vengan, pero contrasta con la supuesta moral que anunciaban como imagen adquirida, que lo pretendía hacer diferente a los demás, lo que significa que la moral para la gente del PLD no tiene ningún valor, pues cuando, un Partido no forma parte de su grupo, es una confederación de malignos, pero cuando lo está apoyando, son las personas más correctas y serias.

¡Que lastima da el PLD!, ¡qué vergüenza! la condición en que ha caído ese partido, la población entera espera calmadamente la desaparición del mismo, así como esperó, la desaparición del PRD, del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), y llegó a ver con sus ojos el deseo que tanto anhelaba.

Finalmente, en el último discurso del Presidente Danilo Medina Sánchez, cuando fue presentado como candidato del PLD, para un segundo periodo, se encomendó a Dios, y dijo, “Que si Dios lo había dirigido no quedaría en vergüenza”, nos luce que, ésta declaración fue seria y oportuna, pues Dios le ha traído luces a su gobierno, aun cuando está rodeado de tantas gentes con la imagen dañada, pero a estas declaraciones salió al frente el Partido Revolucionario Moderno (PRM), cuestionando las bondades de la declaración espiritual del Presidente, también nos luce que el pequeño monstruo PRM, lo que pretende es brillar, porque la población entera acogió como buena y valida, la invocación a Dios del Presidente, y no existe la menor duda de que el mismo le acompañará, si la imagen de su gente lo dejan conseguir un segundo periodo de gobierno. En lo adelante habrá que emitir su voto, tomando en cuenta las cualidades de la persona misma que va como candidato a la presidencia, pasando por alto las mazmorras propias de los partidos que los postulan.

¡Dios salve la República Dominicana!.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here