Básquet dominicano asume la aventura preolímpica

0
279

SD. Aunque cumplió el pronóstico solo una vez, desde el premundial de 2005 en la Media Naranja hasta el que se jugó en 2013 en Caracas el quinteto dominicano llegó a los clasificatorios continentales encasillado entre los favoritos para llevarse una plaza, gracias a talentos como Jack Michael Martínez, Francisco García, Al Horford, Charlie Villanueva y Luis Flores.

Pero el panorama es diferente para el preolímpico que arranca hoy en el Distrito Federal mexicano, uno en el que solo habrá dos boletos para Río 2016 y en el que el quisqueyano van diezmados con montones de interrogantes.

Una presencia olímpica es la única competencia del ciclo que falta al baloncesto dominicano, que se estrenó en la arena internacional hace 69 años. La Federación Dominicana de Baloncesto persigue el objetivo desde 1984 en Brasil (dónde fue último) y también falló en sus intentos en 1995, 1999, 2003, 2011 y 2012.

Con figuras como Horford, Ronald Roberts hijo, Karl-Anthony Towns, Luis David Montero, Villanueva (todos en nóminas NBA) y Martínez fuera por diferentes razones, Dominicana llega a suelo azteca con una escuadra pequeña, abundante de escoltas (4) y con serias incógnitas en la posición de armador, lo que augura apelar a la velocidad y aciertos en disparos de distancias.

Pero la experiencia adquirida por el grupo en el último ciclo, que incluye la asistencia a un Mundial y bordear la clasificación olímpica para Londres dos veces, le deja veneno a un elenco con hombres como James Feldeine, García, Eulis Báez, Eloy Vargas, Edgar Sosa y un Flores que regresa tras ausentarse por cuatro años.

Así lo advierte Sergio Hernández, técnico de Argentina, con la lectura que sacó del material que vio a Dominicana en la Copa Tuto Marchand, y en su pronóstico coloca a los quisqueyanos como uno de cuatro equipos con opciones, además del suyo.

“Acá nadie tiene comprado el lugar. La posibilidad de clasificarnos directamente es muy motivante, pero también la piensan Puerto Rico, República Dominicana, Canadá y México, equipos que van por el mismo objetivo y que tienen un potencial que los convierte en candidatos. En este torneo es tan difícil estar entre los dos primeros como estar dentro de los otros tres que irán al repechaje”, le dijo Hernández al diario Clarín de Buenos Aires.

Además de los dos pases directos habrá tres equipos que avanzarán a un clasificatorio mundial que se disputará el próximo año llamado repechaje. Para algunos, es el objetivo más realista para el grupo que dirige Kenny Atkinson, uno que conseguiría si llega quinto o sexto entre los 10 participantes, dependiendo de la posición de Brasil, ya clasificado para los Olímpicos por su condición de sede.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here