ASI NO NICOLÁS MADURO MOROS!

0
688
Lic. Osiris Disla Ynoa, director de Medios de Comunicación DISLA-YNOA

La Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Organización de Estados Americanos (OEA), así como organizaciones no gubernamentales entre la que están, Amnistía Internacional, Human Rights Watch, han levantado su voz para que se respecte en el trayecto fronterizo de Venezuela y Colombia los derechos humanos inherente a los ciudadanos Colombianos; los informes preliminares refieren que más de 8,500 personas han abandonado el territorio fronterizo para regresar a su natal Colombia, todo por un capricho y un delirio de persecución internacional que radica en la mente del Presidente Nicolás Maduro Moros.

Es muy lamentable que los pueblos de América estén enfrentando una situación como ésta; es de nuestro conocimiento que la nación Venezolana es muy noble y correcta, aunque su Gobierno no lo sea; de igual forma, el pueblo Colombiano  también goza de esa nobleza, es decir, se trata de naciones hermanas, ambas perteneciente a Suramérica y además miembro activo de la UNASUR, entidad Regional que al igual que la OEA reúne a los Estados de América del Sur.

Es evidente que la mayoría de Estados perteneciente a la OEA, UNASUR, y la ONU, están claro de los acontecimientos y violaciones de derechos que ocurren en la frontera Venezuela-Colombia, a consecuencia de la orden brutal de deportación y desplazamiento obligado de los nacionales colombianos, pero prefieren éstas organizaciones callar, porque dentro de sus senos hay muchos Estados que alimentan su pobreza del proyecto Petrocaribe y por esta razón no alzan su voz para denunciar con responsabilidad la situación política de Venezuela y aquellas naciones que la denuncian, porque entienden que es su deber, más allá de cualquier plan económico regional de petróleo, son acusadas de imperialista, y conspiradoras.

Colombia  es una nación gloriosa, que ha soportado hasta guerrilla interna y aún está de pies, por lo que no existe la menor duda de que sobrevivirá orgadamente a la crisis generada por la desestabilización política del gobierno de Venezuela.

En definitiva desde la República Dominicana, honramos las notas gloriosas del Himno Nacional de Colombia, que expresa: ¡Cesó la horrible noche! La libertad sublime derrama las auroras de su invencible luz. La humanidad entera, que entre cadenas gime, comprende las palabras del que murió en la cruz.

¡Arriba la República de Colombia y las Naciones de América!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here