Afirman abuso corporal en niños deja serias secuelas emocionales

0
221
Santo Domingo. El abuso corporal contra niños puede dejar serias secuelas no sólo físicas sino emocionales que repercuten negativamente en su vida de adulto, por lo que es necesario que en el país se ofrezca una real protección a estos menores.

Además se hace imperativo que se apliquen las sanciones contempladas en las legislaciones vigentes, sobre todo en el Código para el Sistema de Protección y los Derechos Fundamentales de Niños, Niñas y Adolescentes.

En esto coincidieron ayer las presidentas de la Sociedad Dominicana de Pediatría y la de Psiquiatría, Sandra Orsini y María Nerys Pérez, respectivamente, así como el psiquiatra infanto-juvenil y director de Salud Mental del Ministerio de Salud Pública, Ángel Almánzar.

Mientras, la procuradora de Niños, Niñas, Adolescentes y Familia, Marisol Tobal, pidió ayer la cooperación de los jueces para que sean drásticos en los casos que se cometan agresión contra niños, tal como sucedió con una abuela que propinó golpes contra una inofensiva nieta de 3 años, en el barrio 24 de Abril, de esta capital.

Orsini dijo que una golpiza o cualquier tipo de abuso a un niño trae daño emocional y la imposibilidad a que ese niño en la adolescencia o adultez pueda desarrollar relaciones interpersonales de manera efectiva. “Ese daño no solamente se hace con un abuso físico repetitivo, sino hasta con un solo caso impactante”.

Entorno a la legislación dijo que hay mucho material escrito y legislaciones relativos al abuso infantil tanto físico, psicológico, emocional y sexual, y que lo importante es que se aplique su contenido; pero sobre todo que haya la debida protección al infante, porque actualmente se da que el niño se sigue quedando en el entorno familiar donde recibe el maltrato.

“Lo ideal es que ese niño sea extraído de ese núcleo familiar hasta que se le busque un hogar seguro donde pueda estar, porque a veces no es solamente un abusador, sino varios en la familia, pero a veces recibimos niños maltratados en la consulta, reportamos el caso a las autoridades, sin embargo tenemos que entregarlo a la familia, por falta de un hogar de acogida”, señaló la especialista de la pediatría.

Pocos especialistas
En tanto, para la presidenta de la Sociedad de Psiquiatría el tema de la atención a la niñez, sobre todo los maltratos y abusos que se cometen, es de mucha preocupación para los especialistas de la conducta humana, porque no se ven soluciones posibles a la vista.

Pérez señaló que el número de los psiquiatras infan- tiles es mínimo, ya que no pasan de 11, y que casi la totalidad están ubicados solamente en la capital, lo que dificulta el acceso de la población infantil a estos especialistas.

Dijo que la entidad que dirige está trabajando en un curso en psiquiatría infantil y adolescentes, para capacitar especialistas en niños, porque la mayoría de las enfermedades mentales comienzan en la niñez y tienen su puerta de entrada en esos abusos. Señaló que en el país están las leyes, con penalidades establecidas, pero no se aplican.

Aplicar la ley
Asimismo, Almánzar dijo que la legislación contempla todo lo referente al tema del maltrato físico y psicológico y que lo que se debe procurar es que las ordenanzas en ese sentido se cumplan.

Señaló que todo maltrato físico y psicológico mayormente deja secuelas que manifiestan en traumas psicológicos que se reflejan en el tiempo. Dijo que desde el Ministerio de Salud se está trabajando arduamente en organizar los servicios para brindar la ayuda oportuna a los infantes que requieran de atención en el campo emocional.

En tal sentido reveló que además del servicio de salud mental del hospital infantil Robert Reid Cabral, en aproximadamente un mes se abrirá la unidad de salud mental para niños, niñas y adolescentes en el hospital Santo Socorro que tendrá por primera vez camas e internamiento para quienes abusan de sustancias.

PEDIRÁN MEDIDA DE COERCIÓN
La magistrada Marisol Tobal dijo que en el caso de la señora María Minyetty, ésta fue reapresada y que en su contra se pedirá medida de coerción, consistente en prisión preventiva, por cometer un hecho que a su juicio provocó estupor nacional. Empero, la imputada alega que solamente le estaba echando agua a la niña porque se cayó de un camarote y afirmó que alguna persona quiso hacerle daño con el video.

Tobal sostiene que este es un caso que merece que se mande un mensaje claro de que no están dispuestos a permitir que sigan sucediendo los abusos en contra de niños, niñas y adolescentes.

Pidió la cooperación de los jueces para que cuando tengan en sus manos un caso de esta naturaleza sean bien fuertes y apliquen la pena máxima, “Este es un caso que ha consternado a toda la sociedad dominicana, por lo que esperamos que no vuelva a suceder caso de esa naturaleza”, acotó la magistrada Tobal.

Dijo que siente mucho que el año 2015 fuera funesto para la niñez dominicana, ya que varios niños y niñas perdieron la vida en incendió, balas perdidas, descuidos, entre otras circunstancias.

La Procuradora Adjunta sostuvo que es muy triste lo que está pasando en el país con relación al tema de niñez y adolescencia y que muchos de los casos de abusos contra menores se debe a la flexibilidad del sistema.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here