¿Por qué están asesinando a las adolescentes dominicanas?

0
18

SANTO DOMINGO. El nombre de la joven de 16 años Emely Peguero aun resuena en las mentes de los dominicanos que no se explican cómo su pareja sentimental y otros involucrados pudieron acabar con su vida de una forma tan cruel. La joven sufrió una hemorragia interna del útero por un aborto inducido y golpe contundente en la cabeza con hundimiento del cráneo, según el informe del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF).

En el cadáver de la joven fueron encontrados los restos del feto que llevaba en su vientre, contusión del cuello uterino y canal vaginal, perforación del útero con indicativos de que se aplicó una gran fuerza en esa zona y órganos dispersos propios de un aborto inducido. El cadáver estaba en el interior de un saco en una maleta en la ciudad de Moca, provincia Espaillat.

Sin embargo, este fatídico caso destapó una serie de hechos violentos que tienen una analogía: todas las víctimas mortales son jóvenes, en la mayoría de los casos adolescentes asesinadas de forma cruel y por aparentes motivos pasionales.

Hechos como el de Dioskairy Gómez, de solo 17 años, estudiante de psicología, en la Universidad UTECO de Cotuí, cuyo cadáver fue encontrado en unos matorrales de la comunidad Sierra Prieta, perteneciente al municipio de Fantino en la provincia Sánchez Ramírez, mientras se buscaba el de Peguero.

El cuerpo presentó la cara y parte del torso quemado. El principal acusado de la muerte de la joven es su padrastro, Alberto Sánchez Reynoso, quien según la madre piropeaba con frecuencia a la menor.

“Nunca pensé que él iba a hacer algo tan terrible”, madre de la joven Dioskairy Gómez Ovalle, supuestamente asesinada por su padrastro.

Otra joven de 20 años fue asesinada a machetazos por su exconcubino de 60 años en comunidad de El Carril, en San Rafael del Yuma, provincia La Altagracia. Ella dejó en la orfandad a un niño de dos años que había procreado con otra pareja.

Según reportes, Merby Amada de los Santos Garrido llevaba un mes y días separada de Claudio Mota, quien la sacó de colmado a pescozones y cachetadas, la llevó a la citada comunidad, la estranguló y le propinó 10 machetazos dejándola desnuda en el suelo.

El caso más reciente es el de la adolescente Kimberly Adón, de 16 años, cuyos familiares han acusado a los acompañantes de la joven de haber intentado violarla sexualmente, y tras ella resistirse la habrían asesinado.