La Policía realizó allanamientos en diferentes barrios de Santo Domingo

0
20

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La Policía Nacional informó hoy que en los últimos 30 días se incautó 56 armas de fuegos ilegales y recuperaron  motocicletas que figuraban como robadas, durante operativos callejeros efectuados en sectores de Santo Domingo Este, Guerra y Boca Chica.

El coronel Fernando Ogando D’ Oleo, director de la Regional Santo Domingo Oriental de la Policía, informó que ocuparon 39 pistolas, 10 revólveres, seis escopetas y una miniuzi Luger, calibre  nueve milímetros, número D036850. También varias armas de fabricación casera.

“Igualmente, numerosos individuos registrados como prófugos de la justicia, otros con órdenes de arresto y algunos tildados como reconocidos antisociales, han sido detenidos y puestos a disposición del Ministerio Público”, indicó.

Dijo que las acciones policiales en  esta jurisdicción son frecuentes, a toda hora del día y la noche, con el objetivo de continuar fortaleciendo la seguridad ciudadana.

Drogas y armas ocupadas en SDE.

Declaró que estas operaciones se llevan a cabo por instrucciones del director general de la Policía, mayor general Ney Aldrin Bautista Almonte, y cuenta con el apoyo de la Fuerza Aérea, la Armada Dominicana y el Ministerio Público.

“En los operativos policiales en  Santo Domingo Este, Boca Chica y Guerra han sido incautadas, igualmente, decenas de porciones de drogas y, por esos hechos, varios individuos fueron puestos a disposición de la justicia.

Entre estos individuos figuran Wilkin Batista Peña, Jonathan Noboa Parra, Eri Peña Méndez y Wilson Hidalgo Columna, quienes operaban un “punto móvil” de ventas de estupefacientes en una esquina del sector Villa Duarte.

A esa banda, dijo, se le decomisó seis porciones de cocaína, 21 de  marihuana y 60 de crack,  así como siete celulares,  un arma de fabricación casera,  un revólver Smith and Wesson, con numeración limada, tres armas blancas, dos balanzas y cuatro motocicletas.

El coronel Ogando D’ Oleo sostuvo que la Policía no dará tregua y seguirá accionando en todos los barrios y sectores de su jurisdicción, en procura de identificar y apresar a todos los antisociales, porque la ciudadanía tiene derecho a vivir en paz y a disfrutar de tranquilidad.