Instituciones y políticos dominicanos deben de entrar al siglo XXI y mirarse en el espejo de la policía española

0
351

No es en absoluto ningún secreto que la cuenta de twitter de la policía nacional española @policia en lo que se refiere a su tratamiento como social media ha sido y sigue siendo un ejemplo a seguir y a imitar por cualquier profesional que desee obtener entre sus clientes cuentas con alto seguimiento, impacto e interacción.

El artífice de este éxito fue el periodista Carlos Fernández Guerra, que por 6 años estuvo al frente de las redes sociales del estamento policial español hasta el año 2015 que inicio una nueva etapa profesional al ser contratado para dirigir el Departamento de Digital y Redes Sociales de la hidroeléctrica española Iberdrola.

Su estilo muy peculiar en momentos hasta gracioso con sus detractores y seguidores acérrimos creó realmente una escuela dentro del sector social media, convirtiéndose en la institución española más seguida en twitter, así como en el primer cuerpo policial del mundo en número de seguidores, en la actualidad con mas de 2,41 millones de seguidores en la red social del pajarito azul.

La marcha de Fernández Guerra no fue menoscabo para que el nuevo equipo Social Media seis meses después con la inspectora Carolina González al mando, su cuenta de twitter haya sumado medio millón de seguidores, unos 3.000 al día, lo que la convierte en la institución del mundo con más tuiteros. Si bien el nuevo equipo dejo atrás la jocosidad y el atrevimiento que en momentos fue acusado Carlos Fernández, hay que reconocer que no ha perdido en absoluto su interés como cuenta que está siendo tratada de manera muy profesional.

Estoy seguro sin temor equivocarme que por ejemplo ha sido la primera institución en el mundo en iniciar una campaña con consejos sobre las repercusiones que pudieran tener algunas acciones jugando a pokemon go.
Aquí en República Dominicana de la mano del grupo hilando fino como iniciativa de mi persona como social media y la falta de acciones por parte de entidades oficiales como el ministerio de educación o la propia policía de la república dominicana tomamos el testigo de tomar la iniciativa en la misma dirección de la policía nacional española, ofreciendo a través de imágenes en las diferentes redes sociales diferentes consejos a evitar y sus consecuencias a los usuarios del juego de la empresa nintendo.

Las instituciones dominicanas y funcionarios de primer orden como son ministros, senadores y diputados en su gran mayoría a ciencia cierta se quedaron anquilosados en el siglo XX, y no se han dado cuenta que en el siglo XXI, el rey de las comunicaciones y las informaciones son las redes sociales en todos los aspectos de la vida y la política y el estado no es una excepción. A excepción de la cuenta de la Presidencia de la República @presidenciaRD que está entre las más importantes por su interacción y número de publicaciones diarias, lo que se puede ver en el país es que mientras la población está a la última en redes sociales, leen la prensa, compran viajes, hacen negocios, a través de ellas salvo excepciones la dirigencia política e instituciones siguen totalmente arcaicos.

En la gestión política que termina este próximo 16 de agosto pudimos ver como tan solo 24 senadores de los 32 tenían cuenta de twitter y en lo que se refiere a los diputados tan solo 99 de los 191 diputados contaban con su cuenta de twitter y pocos de ellos gestionados de manera profesional y en absoluto preparadas en su mayoría para afrontar una posible crisis por ataques o escándalo.

Ahora solo nos queda esperar que mejore ostensiblemente estas cifras en esta próxima legislatura y en todo caso que acciones se van a tomar de manera institucional para obligar a sus legisladores a que se pongan a la altura del pueblo dominicano que ha demostrado que si se encuentra posicionado en el siglo XXI tecnológicamente hablando a pesar de que sus dirigentes se lo ponen especialmente difícil.

Por: Pedro Morales Sierra