Impacto de ciclón se siente en precios de los productos

0
66

Las actividades de compra y venta en el Mercado Nuevo de la avenida Duarte se reactivaron ayer con normalidad aun en medio del lodazal que han dejado las lluvias provocadas por el paso del huracán Irma.

Aunque los vendedores salieron a trabajar como de costumbre, se encontraron con que habían llegado menos camiones desde los campos y con que las verduras, los plátanos, los guineos y otros productos agrícolas llegaron más caros.

“Hoy cuando yo vine los productos estaban al doble, los ajíes, los tomates y otros”, afirmó el vendedor Neyron de los Santos.

Los vendedores relataron que los paquetes de verduras que durante esta semana les costaban entre 70 y 80 pesos ayer se los vendían a entre 125 y 150; los plátanos que valían siete pesos llegaron a nueve; y los guineos que costaban entre un peso y peso y medio la unidad costaban entre dos y dos y medio.

La libra de tomates costaba 15 pesos y a partir de ayer comenzó a venderse entre 20 y 25 pesos.

Al parecer una de las verduras más afectadas fue el cilandro, porque de acuerdo al comerciante Manolo Guzmán ayer sólo llegó “un chin, un viajecito” al mercado, contrario a los cerca de quince viajes que llegan regularmente.

Otros comerciantes fueron más categóricos y llegaron a afirmar que al mercado “no llegaron productos, tenemos la misma lechuga de ayer.

Hoy no entró nada”. Sin embargo, durante un recorrido por el área se pudo observar que algunos camiones sí pudieron llegar a Santo Domingo a pesar del clima.

“La tormenta no es nada, una tormenta somos nosotros”, expresó con seguridad un joven que junto a otros salió anoche de Valverde con un cargamento de guineos.

Él dice que la mayor dificultad fue entrar a las fincas que estaban llenas de agua.

Aunque los comerciantes esperan que a partir del lunes la llegada de productos se normalice, prevén que los precios se mantendrán en alza porque, según dicen, es común que en esta época escaseen algunos productos agrícolas debido al calor y a las lluvias.

“Sin el huracán estábamos esperando que iban a subir los precios porque el tiempo es muy caliente y hay productos que no se dan o el caliente y el agua los daña”, explicó De los Santos.

Reclamo
Los vendedores del Mercado Nuevo de la avenida Duarte lamentaron que tenían pocos productos, algunos estaban más caros y que “la venta estaba lenta”. Para muchos su mayor queja es la insalubridad en esa plaza agropecuaria. Y esto es evidente porque por el lugar era casi imposible caminar por la cantidad de lodo y basura.