Huracanes, terremotos y otros desastres naturales que los antiguos auguraban con los eclipses

0
45

El magno eclipse solar del pasado 21 de agosto de 2017 dejó sorprendido a medio planeta, que siguió su recorrido con mucho interés, fascinación y dedicación. De por sí, presenciar uno es atractivo para la humanidad. Este lo sería aún más por ser el último que veríamos durante este año.

Millones de personas presenciaron por todo Estados Unidos, desde las costas de Oregon hasta Carolina del Sur, cómo se dio este fenómeno astrológico, que además tuvo la característica de ser el primer eclipse en atravesar todo el territorio estadounidense en casi 100 años.

Pero desde tiempos ancestrales, como en culturas prehispánicas y, antes de que se conocieran las auténticas razones científicas detrás de un eclipse, había quienes pensaban que estos fenómenos eran señales de mal augurio; amenazas de destrucción y caos por toda la Tierra.

¿Es una coincidencia tantos desastres naturales después del famoso eclipse? 

Coincidentalmente, desde entonces y a menos de un mes del eclipse de sol, hemos sufrido ya muchísimos desastres naturales de tremenda magnitud que han dejado a mucha gente pensando sobre si existe alguna relación entre ellos. ¿Por qué han pasado tantas cosas malas en tan pocos días?.

Tan solo unos cuantos días después del eclipse solar, el huracán Harvey entró a Texas el 25 de agosto como el huracán más fuerte y con más daños materiales que haya tocado el estado, causando tremendas inundaciones y devastación en ciudades enteras como Houston y Galveston. No en vano, tormenta viene del latín tormenta y significa “tormento”, mientras que temporal viene del francés antiguo tormente y quiere decir “desgracia”.

Ni dos semanas pasaron para que continuaran los fenómenos devastadores. Por primera vez en la historia, tres fuertes huracanes se formaron en el Atlántico al mismo tiempo: Irma, José y Katia. Irma resultó el más destructor, llegando a ser categoría 5, primero acabando con el 95% de Antigua y Barbuda, antes de pasar por Puerto Rico y Cuba.

Con vientos de casi 200 millas por hora, el huracán Irma inundó Cuba el 9 de septiembre, dejando a miles de familias en la calle. Desde Matanzas hasta La Habana, olas de hasta nueve metros de altura borraron el emblemático camellón e inundaron las calles.

Y sumamos a la larga lista de desastres el terremoto de magnitud 8.1 que afectó a México y Guatemala, siendo el más potente en 100 años. Sus efectos fueron sentidos en muchos estados, provocando evacuaciones a medianoche hasta en la Ciudad de México.

Después de todos estos desastres se suman dos mas al mismo tiempo que han devastado México y Puerto Rico un Terremoto de 7,1 en México que dejo mas de 240 muertos y contando ademas de varios edificios totalmente destruidos y miles afectados en la estructura.

Este pasado miércoles 20 de septiembre Puerto Rico quedo arrasado por el huracán Maria categoría 5, la pequeña isla esta inundada por las 4 esquinas teniendo mas de 70, 000 refugiados las isla se encuentra sin electricidad y estará así por unos meses.