Editorial: Salcedo, Tristeza, Inseguridad y  Abandono de la Prevención

0
146

La Provincia Hermanas Mirabal (anterior Provincia Salcedo) es una de las 32 provincias de la República Dominicana situada en el centro-norte del país. Limita al norte y oeste con la Provincia Espaillat, al este con la Provincia Duarte y al sur con la Vega. Tiene a Salcedo como Municipio cabecera. Fue creada, con el nombre de Salcedo, el 3 de Marzo de 1952, entrando en vigencia el 16 de agosto del mismo año. En noviembre de 2007 se cambió el nombre por el de Hermanas Mirabal en honor a las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal oriundas de ojos de aguas. Esta provincia tiene 427 kilometros cuadrados, es decir cerca de 253/Habitantes por km2, tiene tres municipios y tres distrito municipales, los municipio son Salcedo, Tenares y Villa Tapia, del mismo modo tiene una población aproximada de 121, 827, de los cuales aproximadamente 62,443 habitantes son del municipio central de salcedo. Anteriormente los habitantes de la provincia se les denominaban ¨Salcedenses¨, pero ahora  se denominan ¨Mirabalenses¨.

Siendo la provincia Hermanas Mirabal una de la más laboriosa del país, ha sido olvidada por los últimos gobiernos, agotándose las plazas de trabajo y el desarrollo de la provincia, obligando a que los jóvenes emigren para otras provincias con el propósito de buscar un destino más favorable.

Este desplazamiento de la juventud deja una provincia solitaria y como si estuviera abandonada como en la época del paleolítico superior, pues la situación actual de la provincia y especialmente del municipio de salcedo es caótica, no obstante a que sus habitantes son los hombres y mujeres más formidables y laboriosos de la Nación Dominicana.

Recientemente el hermoso y grandioso  Municipio de Salcedo cabecera de la provincia, se ha visto invadido por la violencia de la venganza privada, matándose algunos pobladores entre sí, como si se tratara de una vida en la selva, todo esto ante la mirada indiferente del gobierno, el Ministerio de Interior y Policía, la Policía Nacional y el Ministerio Público, quienes son los responsables directos de la violencia que hoy sacuden los barrios de salcedo, pues allí todo es al extremo, si es descuido hay mucho y si es abuso de poder también hay mucho, ya que cuando la situación de violencia se fue de las manos de las autoridades que debieron de tener el control, entonces sitiaron la ciudad y la llenaron de policías y militares, los cuales son cómplices directos de la falta de seguimiento a un plan efectivo de seguridad ciudadana y por omitir la prevención y programas sociales efectivos que debió estar a cargo de la gobernación organismo del gobierno que no funciona.

Es innegable que siendo salcedo un municipio relativamente pequeño y súper poblado donde casi todos sus moradores se conocen personalmente, los agentes encargados de la seguridad no se den cuenta de la venganza privada que provoca la muerte entre vecinos y que siembra el pánico entre la población.

Diariodespertar.com entiende que la situación que ocurrió en salcedo es el resultado del descuido de la política criminal a cargo del Ministerio Público, los agentes policiales, el Ministerio de Interior y Policía y otros organismos gubernamentales que debieron prevenir a tiempo la situación, incluyendo la gobernación que no funciona. Advierte que para devolver la paz al municipio y la provincia es imprescindible cambiar los mandos policiales y evaluar el manejo de los fiscales y las autoridades civiles  y legislativas de la provincia, luego a quien resulte culpable del descuido que permitió la propagación de la violencia, aplicarle ´´La Mocha’’ expulsándolo de las funciones de manera vergonzosa y ejemplar,  a los fines de que los demás ciudadanos residentes en el municipio comprendan que la ley es dura pero es la ley y todo ciudadano debe cumplir con ella y a quien se atreva a recibir dádiva, favores y otras situaciones de beneficio personal poniendo en peligro la seguridad del Estado o parte de ella, debe pagar las consecuencias que muchas veces no son tan dulces pero traen la solución del problema.