Editorial: Nueva Denuncia en la Jurisdicción Laboral.

0
289

Hace apenas unos meses el Poder Judicial se estremeció a consecuencia de un escándalo que se presentó por supuestas ventas de fallos, llevando al tribunal disciplinario a varios jueces que fueron destituidos por el Consejo del Poder Judicial, mientras que otros están presos domiciliarios y con medida de coerción grave, estos jueces provenían de la Jurisdicción Penal.

El ex Procurador General de la República Francisco Tadeo Domínguez Brito, encontró causa probable en contra de los jueces sometidos para perseguir unos cuantos de manera disciplinaria y a otros con acciones penales ordinarias. Lo cierto es que el Poder Judicial sufrió una herida grave y difícil de sanar, pues quedó en la población el sabor amargo de que en la República Dominicana no hay justicia, sino que los fallos se producen por influencia y otras formas de conseguir favores, con algunas excepciones de los jueces probos y justos.

Luego de todos estos escándalos el país se mantuvo tranquilo por unos días, pero ahora de nuevo surge un sobresalto, se trata de la denuncia del señor Franklin A. González, quien se presentó a las oficinas de Diariodespertar.com y Respuestaprocesal.com.do, para denunciar que en fecha 24 de Julio del año 2017, la Segunda Sala del Juzgado de Trabajo del Distrito Nacional, presidida por la Jueza Jesica Suero Peralta emitió en su contra una sentencia, a su juicio mentirosa, porque da por sentado que el mismo recibió pago de derechos adquiridos, cuando en realidad no lo ha recibido.

La sentencia es la No.051-2017-SSEN-00268, entre Centro Cuesta Nacional (CCN), parte demandada y el señor Franklin A. González, parte demandante. Y que según el denunciante la misma sentencia comprueba que fue tratado de manera despectiva por la juez, pues en muchas ocasiones evitó hasta mencionar su nombre, más no sucedió lo mismo con el Centro Cuesta Nacional (CCN).

Al presentarse a denunciar el demandante estableció que había escuchado rumores de que el Centro Cuesta Nacional (CCN), supuestamente ejerce mucha influencia en el Juzgado de Trabajo del Distrito Nacional, pidiendo de inmediato al Procurador General de la República, al Consejo del Poder Judicial y al Presidente del Juzgado de Trabajo del Distrito Nacional, que investiguen su situación y que de ser ciertas dichas influencias, sancionar a la juez y a todos los que dentro del tribunal se prestaron a realizarle ese daño económico, siendo lo único con lo que contaba para sostenerse, después de haber brindado 8 años de trabajo a dicha empresa, que supuestamente según el denunciante ganó aproximadamente 20 mil millones de pesos durante su estadía como trabajador.

No es la primera vez que personas se quejan de las supuestas influencias de algunos demandantes o demandados en los tribunales laborales de la República Dominicana, así como maltrato de  algunos abogados, a los cuales no se le reconocen ni siquiera las costas del procedimiento, aun ganando las demandas, como es el caso del Juzgado de Trabajo de San Cristóbal, mientras que otros abogados son favorecidos en la mayoría de Jurisdicciones laborales, lo que representa un hecho muy grave y digno de investigación.

Otros casos son las denuncias que provienen de trabajadores que exigieron sus derechos en el juzgado de trabajo ubicado en Villa Mella, donde según los denunciantes sus casos quedaron en estado de fallo y luego de meses sin ser fallados, se dan cuenta de que supuestamente se reaperturaron los debates en base a documentos falsos, descargos y otros documentos depositados en el tribunal no firmados por los demandantes, pero que el tribunal nunca los puso a conocimiento de la parte demandante, sino que al contrario omitió la información y luego de mucha exigencia de los demandantes les dijeron la verdad, pues siempre la información que le brindaban era que el expediente estaba en estado de fallo.

El Consejo del Poder Judicial de la República Dominicana debe solicitarle a la jueza Jessica Suero Peralta de la Segunda Sala del Juzgado de Trabajo del Distrito Nacional, que rinda un informe relativo a la sentencia que perjudicó a la víctima Franklin A. González, para determinar la veracidad de los argumentos de la misma y si existe algún documento que pruebe que el perjudicado recibió dinero por derechos adquiridos, pues según el demandante su empleador Centro Cuesta Nacional (CCN) le ofreció un cheque por los derechos adquiridos y no lo recibió por encontrarse en litigio, pero ahora la juez dice que lo recibió sin existir en el expediente ningún descargo o documento firmado por la víctima de CCN y el Tribunal, información contenida en la sentencia que ha sido declarada por el demandante como falsa y extremadamente parcializada.

Respuestaprocesal.com.do, lamenta los escándalos que nuevamente se producen en el Poder Judicial, especialmente en la Jurisdicción Laboral, del Distrito Nacional y Villa Mella, llama al Consejo del Poder Judicial a designar una comisión de inspectores para investigar la supuesta influencia del Centro Cuesta Nacional (CCN) en los Juzgados de Trabajo del Distrito Nacional, así como solicitar a la Juez de la Segunda Sala, que envíe al Consejo del Poder Judicial un informe sobre la sentencia emitida, para determinar si hubo parcialización, desnaturalización intencional de los hechos laborales o si existe la prueba del pago con descargo en el expediente y en caso de que no exista dicho descargo  y no se pueda sustentar las argumentaciones de la sentencia luego de las investigaciones correspondientes, realizar las suspensiones de lugar sin ningún tipo de contemplación ni piedad, pues no se puede tener piedad de quien no la ha tenido al momento de juzgar entre rico y pobre, dando ganancia de causa a los ricos, sin ponderar los documentos aportados, además que esto sirva de advertencia a todos los jueces laborales de la República Dominicana, así podrá evitarse la reedición del fantasma vulgar que se dio anteriormente con acusaciones graves contra jueces de la jurisdicción penal.