Editorial: Furia de la Naturaleza exige volverse a Dios

0
292

En las sagradas escrituras se encuentran unas palabras del Profeta Jeremía en el libro de Lamentaciones, Capítulo 3 Versículos 40 y 41, que expresan: ¨Escudriñemos nuestros caminos, y busquemos, y volvámonos a Jehová¨,  ¨Levantemos nuestros corazones y manos a Dios en los cielos¨.

 

Apenas esta semana el gran México fue azotado por un terremoto que dejó cientos de muertos y edificios destruidos. De igual forma el Caribe fue barrido por varios huracanes, produciendo daños terribles en San Martin, Antigua y Barbuda, Dominica, Puerto Rico, República Dominicana y otras islas del caribe, así como la Florida.

Un huracán tras otros se forman, un terremoto trae otro terremoto, y esto pudiera ser un mensaje de la naturaleza fiel, contra los seres humanos infieles.

El propio profeta Jeremías realizó un llamado a que escudriñemos nuestros caminos, que busquemos a ver que hay en la vida de los seres humanos que no sea del agrado de Dios y luego de realizar esa búsqueda, volverse a Dios, que  sería lo más sabio para el hombre y la mujer.

No hay padres para hijos, ni hijos para padre y madre, todos caminan confiados tan solo en sus capacidades y méritos individuales, se puede decir que Dios es un uso normal de la palabra, pero sin sentido real, pues cada día que pasa más lejanos las personas están de Dios, por lo que resultaría normal que la naturaleza reclame a los hombres y mujeres ¡un poco!, ¡tan sólo un poco de fe y fidelidad!.

Muchos profesionales han llegado tan lejos y confían tanto en su personalidad, que se burlan y rechazan de plano la intervención de Dios en sus vidas y las demás y se jactan de difamar e injuriar las cosas divina y a ese paso, sólo resta la desaparición del hombre de la faz de la tierra.

Sin ánimo de ser extremista, se vaticina que días más triste y lúgubres esperan para los países. El ocaso final se acerca como en los días de Jonás, debiendo el gobierno y la población hacer voto a Dios, parar la corrupción, hacer buenas obras y realizar esfuerzos para que haya un poco más de justicia y equilibrio entre los pobladores, de lo contrario las consecuencias serán fatales, sin que el dinero, fama o poder político pueda detener esa furia, pues es claro, que nadie puede contra la fiereza natural.

De todo se habla en las calles desde que amanece, el hombre es una máquina de producción de dinero y bienes materiales e intelectuales, pero sobre Dios !Nada!.

Cada familia tiene la responsabilidad de guiar a sus miembros por el buen camino y sobre eso, dijo Josué en el capítulo 24, versículo 15: ¨Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová¨. 

Diariodespertar.com, lamenta la situación espiritual de la República Dominicana y gran parte del mundo, así como los fenómenos que han destruidos las naciones. No tiene la menor duda de que la mano poderosa de Dios ha de restablecer a México, a la República Dominicana y las islas del caribe que han sido desbastadas, incluyendo a Puerto Rico y a la Florida. Advierte de que ha llegado el momento de volver el corazón y el rostro al Dios de los cielos y unirse como un sólo hombre en el continente, para restablecer los daños materiales producido por los fenómenos naturales y recuerda a cada uno de los países víctimas de los fenómenos, la expresión bíblica que dice:

“Dios es Dios de los Cielos y de la Tierra”