Editorial: Dominicana Limpia o Política Sucia.

0
225

El Presidente Danilo Medina, anunció recientemente que invertirá 1,500,000.00 de pesos del dinero del Estado para un plan denominado “Dominicana Limpia”, dicho anuncio fue realizado en un acto celebrado en la casa presidencial, encabezado por el Presidente y en el que estuvieron presentes los demás reyes de la República Dominicana, Gustavo Montalvo, José Ramón Peralta, Francisco Domínguez Brito, Carlos Amarante Baret, entre otros de los Ministros invitados, en lo que más bien parecía un desfile de príncipes, un reinado para demostrar quien lucía mejor vestimenta a costa del dinero del pueblo dominicano.

La pregunta obligada ahora, consiste en ¿Qué buscaba el Ministro Carlos Amarante Baret en esa reunión?, como se sabe, el mismo es Ministro de Interior y Policía y ocupa la Presidencia Ex oficio de la Asamblea General de Regidores y que además, en los meses de julio y agosto serán celebradas las elecciones de las salas capitulares, esto explica la presencia del Ministro en esa reunión y además el supuesto aporte solidario del Presidente Danilo Medina, supuestamente para limpiar la República, aun cuando no le corresponde, porque esas no son atribuciones del Presidente, sino que por el contrario, violenta la Constitución haciendo esa cosa, ya que el Presidente no es Alcalde, ni Presidente de la Asociación Dominicana de Municipios, ni Secretario de la Liga Municipal, por lo que ese acto para supuestamente aportar dinero, constituye un acto criminal con tendencia a la compra de conciencia, para agenciarse el voto de los regidores de la oposición y del grupo de Leonel Fernández que forma parte de su propio partido político.

No se puede decir que el Presidente Medina no haya hecho algo bueno en su gestión, porque si has hecho algunas cosas buenas, pero las malas son más que las buenas, porque el Presidente ha intentado refundar la República y crear una República nueva bajo el control de él y sus seguidores, maltratando a los seguidores de Leonel Fernández y de la oposición.

Con carácter de urgencia, la República Dominicana necesita ponerle atención, a las contra reforma que se están haciendo en el país, porque la compra de conciencia no tiene límite, ni la forma de manejar millones como si se tratara de hojas de palos. Que se preparen los regidores y alcaldes de la oposición, porque hay 1,500,000.00 de pesos destinado, para que los mismos determinen de qué lado estarán, porque ahora el dinero está del lado de Danilo Medina y el mismo tiene la voluntad de incidir en todos los asuntos que no son de su correspondencia.

La Federación Dominicana de Municipios (FEDOMU), y la Liga Municipal Dominicana, ambas dominada por el PLD, no funcionan ni tienen vergüenza, como tampoco las tienen los Partidos de Oposición, PRM, PRSC y los demás Partiditos, que vieron al Presidente participar en un acto supuestamente para limpiar la República, cuando en realidad se trata de amarres políticos, porque casi todas las calles del país están destruidas, oscuras y eso sí le compete al Presidente y no hace nada, en casi todos los lugares donde se han construido las supuestas escuelas modernas, los niños no pueden asistir a clase porque las calles están destruidas ante la mirada indiferente del Presidente y su grupo de Ministro ricos y desvergonzados.

Diariodespertar.com. Lamenta que el Presidente se inmiscuya en asuntos que no son de su correspondencia, pero más lamenta que la República Dominicana se haya quedado sin oposición, porque los 3 o 4 millonarios que son líderes del PRM, del Partido Reformista y los demás partiditos parásitos vulgares, tienen sus comidas segura y no les interesa el bienestar de la Nación Dominicana, lo que motiva su silencio cómplice ante la diablura que están haciendo los que se han llegado a creer que son reyes del PLD y del país. Además diariodespertar.com, asegura que la presencia del Ministro de Interior y Policía en esa reunión donde se estableció el supuesto plan “Dominicana Limpia”, siembra un caldo de cultivo que abre las puertas a una nueva batalla, la compra de conciencia de los ediles y los alcaldes, todo con el objeto de seguir manteniendo el poder asqueroso, hegemónico  y humillante del PLD y de los millonarios que dirigen los Partidos de Oposición, que no funcionan y que sólo sirven para amontonar riquezas en perjuicio del pueblo.