Dos hospitales reportan jóvenes con fallo renal por uso de Hookah

0
77

Con cada vez mayor frecuencia llegan a los hospitales de Santo Domingo jóvenes con serios problemas de salud, como afecciones respiratorias, problemas cardíacos y fallo renal, todos tienen en común el uso excesivo de hookah. Se trata de una forma de inhalar humo que se ha puesto de moda entre los jóvenes del país.

Las cifras no están debidamente documentadas, pero dos jóvenes de 21 y 23 años tienen fallo renal y se dializan, su único antecedente es el consumo excesivo de hookah, aseguró el doctor Alfredo Polanco, nefrólogo.

Los dos pacientes se dializan, uno en el Centro Cardio Renal Oftalmológico y de Trasplante (Cecanot) y el otro en el Instituto Nacional de Diabetes y Nutrición (Inden).

Mientras el director del hospital Francisco Moscoso Puello, doctor Francisco Torres, dijo que entre cuatro y cinco pacientes jóvenes llegan al centro de salud con severos problemas respiratorios, fallo renal y afecciones cardíacas.

Torres asegura que cuesta trabajo que los familiares y el propio paciente admita que fumaba hookah con frecuencia, pero asegura que con una correcta historia clínica, se obtiene la verdad.

El otro problema es que también se registrarán los consumidores pasivos, asegura la directora del hospital pediátrico Hugo Mendoza, doctora Noldis Naut Suberví.

Indicó que en el Hugo Mendoza, se han recibido pacientes de hasta 15 años que han fumado la pipa o reciben el humo, pero niegan el consumo.

La pediatra asegura que los médicos pueden contactar que esos adolescentes van con serios problemas respiratorios, se nebulizan, pero no tienen diagnóstico de asma dos muertes. El director del hospital Marcelino Vélez Santana, doctor Frank Soto, dijo que este mismo año dos jóvenes perdieron la vida a causa del uso excesivo de la hookah, la cual tiene un alto contenido de humo nocivo a los riñones y a los pulmones.

Soto indicó que al Marcelino Vélez llegan jóvenes que van directos a la unidad de cuidados intensivos, algunos de ellos con otras enfermedades de base, y el uso de la pipa complica su problema.

Todos los médicos entrevistados por HOY coinciden en la necesidad de concienciar a las familias y a los muchachos sobre las consecuencias de abusar de la práctica.
Antecedentes. En abril de este año, el Ministerio de Salud Pública prohibió el uso de “hookah” (narguile) o pipa de agua en los lugares cerrados bajo techo, de empleo colectivo, públicos y privados, debido a que su uso no regulado en el país está causando daños a la salud de la población, incluido menores de edad, con una alta tasa de mortalidad.

Una nota oficial del Ministerio de Salud Pública alerta a la población entorno a los daños que puede causar la práctica.

La prohibición fue adoptada mediante la resolución 03-2017, emitida por la ministra de Salud, doctora Altagracia Guzmán Marcelino.

La disposición establece además la prohibición de la venta, obsequio, distribución y promoción de hookah a menores de 18 años.
También fue prohibida la colocación de publicidad o promoción de la pipa de agua cerca de los centros educativos.