Canciller Miguel Vargas confirma la suspensión de alrededor de 300 empleados

0
27

SANTO DOMINGO. Unos 300 empleados acreditados en su mayoría al servicio exterior dominicano fueron suspendidos el pasado mes de enero, dentro de un proceso de depuración de nómina que lleva a cabo el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Las suspensiones de los cargos, sin disfrute de sueldo, tuvieron lugar luego de una evaluación de funciones realizada al personal interno y externo de la Cancillería. Entre los afectados se encuentran personas con sueldos de hasta US$8,000, los cuales se determinó tenían un desempeño poco productivo.

Al ser cuestionado sobre la medida, el vocero de la Cancillería dominicana, Hugo Beras, precisó que se trató de un proceso para optimizar los recursos humanos de la institución.

“Desde hace más de un año se ha venido haciendo un proceso de evaluación de todo el personal, dentro y fuera de la Cancillería, no sólo en lo interno sino en todo el servicio exterior”, aseveró.

Detalló que las evaluaciones se realizan por disposición del canciller Miguel Vargas, en busca de mejorar los recursos que maneja la institución y poder así darle más soporte y condiciones al personal.

“Después de muchas evaluaciones, con mucha delicadeza y mucho tacto, sin hacer ningún tipo de atropellamientos porque es en ese proceso de gestión de organización que está el canciller Vargas “, enfatizó.

Desde el pasado año, circulan versiones de cancelaciones en la Cancillería dominicana, sin confirmaciones oficiales.

Como parte de esas versiones, el 4 de diciembre del pasado año 2017, circuló en medios digitales y en las redes sociales, una comunicación firmada por Carlos Pared Pérez, asistente especial del presidente Danilo Medina, donde se solicita al canciller Vargas reponer en sus cargos a los miembros del directorio reformista que habrían sido cancelados.

La misiva aduce que el pedido se hizo tomando en cuenta una solicitud realizada por los dirigentes reformistas Marino Collante, Rafaela Alburquerque y Joaquín Ricardo.