Análisis revela que el 71% de la población carece de casa digna

0
23

Así lo asegura Oxfam, partiendo de diversos estudios que ha realizado; critica la duplicidad entre entidades públicas En la República Dominicana el 71 por ciento de la población carece de una vivienda con condiciones para considerarse digna y adecuada, lo que significa que ese porcentaje habita en espacios con problemas en su estructura y muchos inconvenientes en materia de servicios que debiera tener resuelto una casa.

Se trata de un elemento relacionado con los temas de pobreza y desigualdad, de acuerdo con la organización Oxfam. Esto ocurre a pesar de que en el Estado hay al menos siete instituciones con duplicidad de funciones en el rubro vivienda, indica la organización con presencia global y cuyo mandado es movilizar el poder de las personas contra la pobreza y contra la desigualdad.

“En República Dominicana la organización adapta su propuesta de intervención a la realidad política, social y económica del país, considerado como de renta media y con unos niveles de desarrollo humano medio alto”, sostiene Raúl del Río, director de Oxfam, en su participación en el Almuerzo Semanal de Multimedios del Caribe.

Y agrega: “Oxfam realiza un trabajo importante con una de nuestras principales organizaciones socias en República Dominicana, como es Ciudad Alternativa”. Del Río no se anduvo con rodeos en el abordaje del tema de la pobreza y la desigualdad social. Asegura que pese al alto crecimiento económico sostenido, en República Dominicana aún persisten los altos niveles de desigualdad. “En ese sentido entendemos que debemos de orientar nuestros esfuerzos hacia el fortalecimiento de la ciudadanía; una ciudadanía activa que demanda sus derechos y un Estado que ejerce, en definitiva, esa responsabilidad de garantizar los derechos para todos y todas y no para unos grupos privilegiados, como muchas veces sucede”, planteó.

Oxfam en República Dominicana está presente desde 1989. Uno de sus estudios recientes titulado “Se buscan recursos para garantizar derechos” plantea que en 2015, el 38.5% de las viviendas del 20% más pobre de la población no tenía acceso a agua. La misma publicación, de la que se habló “largo y tendido” en la entrevista de ayer, indica que “si eres pobre tienes 39 veces más probabilidad de no ser declarado, que si eres hijo de una familia del estrato más rico. Desde la óptica de Oxfam, un niño dominicano de los estratos más pobres tiene tres veces más probabilidad de morir en el primer mes de vida que uno del estrato más rico. “Si eres de una familia pobre tus hijos tienen 11 veces menos probabilidad de ir a la universidad, que un hijo de una familia del estrato más rico”, dice Oxfam.

Junto al director de la institución, al encuentro de ayer acudieron Jenny Torres, vocera de Casa Ya; Fátima Lorenzo, directora de Ciudad Alternativa, y Rafael Jovine, oficial de Fiscalidad de Oxfam en República Dominicana.

Todos coinciden en que si el Estado hiciera una auditoría sobre las instituciones que sobran se ahorraría 13 mil millones de pesos cada año y si se eliminan entidades que sobran y se fusionan las duplicadas se podría multiplicar por 11 la inversión en servicios hospitalarios. “Si se reducen las partidas para uso político clientelar se tuviera un ahorro del 0.1% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2017”, dijo en otra parte de la conversación el oficial de Fiscalidad de Oxfam.

La institución está desarrollando una campaña denominada Cambiemos Prioridades y lo hace en gran manera, tomando en cuenta que en República Dominicana hay derechos que están vulnerados, como el de la salud, la educación y la vivienda. “El gasto social que se lleva en República Dominicana es aún muy bajo, considerando los indicadores que están contemplados en la Estrategia Nacional de Desarrollo. Y al mismo tiempo, para los indicadores que se está comprometiendo el Estado a cumplir en los Objetivos de Desarrollo Sostenibles, la inversión que apenas es del 8.3 por ciento del PIB en el presupuesto del próximo año dista mucho de lo que es el promedio de inversión en la región, que supera el 14.3 por ciento. Entendemos que es imposible reducir las desigualdades sociales y las desigualdades económicas, sino se incrementa la inversión social”, dijo Raúl del Río.

La estrategia de una organización internacional como Oxfam en República Dominicana es acompañar el trabajo articulado que llevan a cabo instituciones como Ciudad Alternativa y otras de diversos ámbitos sectoriales. “En este sentido el trabajo de Oxfam, de articular, acompañar las garantías de intervención que tienen otras organizaciones es donde basamos nuestra intervención, proporcionando nuestro valor añadido en unos ámbitos muy completos, como puede ser el desarrollo de investigaciones de forma conjunta, el desarrollo de estrategias, de campañas públicas y contribuyendo a fortalecer capacidades”, apuntó el director de Oxfam. “Para nuestra institución, la presencia en el país no sería adecuada ni necesaria sino se hace acompañar del trabajo que muy activamente llevan a cabo organizaciones como Ciudad Alternativa”, expresó Raúl del Río, respondiendo a preguntas formuladas por el director de elCaribe, Osvaldo Santana, quien dirigió la entrevista. Por parte de este diario estuvieron, además, el subdirector Héctor Linares; el jefe de Redacción, Héctor Marte, y la editora de elCaribe digital, Sandra Guzmán.

La directora de Ciudad Alternativa, Fátima Lorenzo, informó que esa institución junto a Oxfam está inmersa en estos momentos en la campaña Cambiemos Prioridades, que tiene como objetivo exigir y solicitar al Gobierno que el 1% del PIB lo dirija para atacar el tema de déficit habitacional. “Todos sabemos que el derecho a la vivienda está consagrado en la Constitución, pero es un derecho que muy pocos pueden ejercer en República Dominicana. Esta campaña, junto con Ciudad Alternativa, está enmarcada dentro de lo que llamamos Foro Ciudadano, que es un colectivo de organizaciones sociales y comunitarias que luchan a nivel nacional por generar condiciones de vida adecuadas”, sostuvo Lorenzo.

Expuso que como institución, Ciudad Alternativa tiene 28 años luchando por el derecho que tiene la población a una vivienda digna. “El déficit habitacional crece cada día y hemos comprobado que lo dedicado a vivienda es cada vez menos cada año. Para este año es 0.06% y eso, que representa mil 200 millones de pesos, no responde al presupuesto. Eso significa que para el déficit que hay la respuesta es totalmente inadecuada e ineficiente, porque si revisamos proyectos específicos esto no van a responder a las necesidades de la población. Esos son proyectos para capas medias que pueden tener vinculación bancaria y pueden responder a requerimientos de un banco para acceder a un préstamo de vivienda. Hay que recordar que el 57% de la población vive del chiripeo, de trabajo terciario (…) entonces hay 57% de la población que no puede acceder a las condiciones que se exige, pese al bono que se otorga para las de bajo costo”, expresó.

El oficial de Fiscalidad las cita con sus nombres

Rafael Jovine advirtió que hay dispendio desde el sector público. “La Presidencia de la República tiene tantos funcionarios como once ministerios públicos y lo propio ocurre con otras instancias. Pero además, cuando analizamos esas instituciones nos damos cuenta de que duplican funciones, lo que evidencia que hay un uso discrecional y de dispendio desde el Estado, que nos está sacando derechos fundamentales como el de la vivienda. En el tema vivienda encontramos una dispersión enorme y a ocho entidades realizando alguna acción o proyecto habitacional”, aseguró. Entre las instituciones mencionó el Instituto Nacional de la Vivienda, el Instituto Nacional de Auxilios y Viviendas, Ministerio de la Presidencia (con un Viceministerio de Hábitat y la Comisión de Apoyo a Fideicomiso), el Ministerio de Obras Públicas, Ministerio de Economía (que tiene RD$1.4 millones asignados para vivienda), La Unidad para la Readecuación de La Barquita y Entorno (URBE) y el Despacho de la Primera Dama que está reconstruyendo viviendas, dijo.

El Gobierno las ha oído, pero no las ha escuchado

Fátima Lorenzo aseguró que “el Gobierno ha oído, pero no ha escuchado las propuestas que se le han formulado sobre el tema de la vivienda”. Planteó que el Gobierno puede incrementar la cantidad de recursos para dedicar el uno por ciento del PIB al renglón vivienda en un período de diez años, sin tener que incrementar los impuestos, ni generar otros. “Solo tiene que hacer una revisión de la calidad del gasto en varios rubros específicos que darían espacio fiscal”, apuntó.
El director de elCaribe le preguntó a Fátima Lorenzo en esa parte del diálogo sobre las propuestas que tienen para implantar en el país en la parte de vivienda. “Hay que trabajar con la gente.

Hacer un trabajo en el que van a aparecer diferentes alternativas y respuestas”, respondió. Y ante la insistencia de Sandra Guzmán, la editora de elCaribe digital, agregó: “Se pueden construir viviendas solidarias, viviendas que pueden ser progresivas, viviendas de alquiler social y de otras modalidades, tal como existen en muchos países. Cuando habla de viviendas solidarias se refiere a aquellas que se construyen con la comunidad –una parte- y el Gobierno la otra, y que la persona puede luego ir mejorándolas.